NUESTRA EXPERIENCIA EDUCANDO Y APRENDIENDO EN FAMILIA

5 de marzo de 2016

Cuando las respuestas no son las esperadas


Me encanta la lógica de los niños y esos razonamientos inesperados con los que nos sorprenden tantas veces. Precisamente por eso, por salirse fuera de lo que esperamos, suponemos o damos por hecho.
Me pregunto en qué momento de nuestro crecimiento perdemos esa capacidad de razonar sin pensar siquiera en lo que los demás esperan que digamos o hagamos.

Estábamos mi hijo y yo leyendo el tema de los medios de comunicación en su libro. Un poco de información y luego actividades relacionadas.
En uno de los ejercicios le presentaban una serie de profesiones y él tenía que detectar las que no estaban relacionadas con los medios de comunicación. Bombero y cocinero eran las palabras intrusas.
Pero seleccionó cocinero como una profesión dentro de los medios de comunicación y me explicó que hay muchos programas de cocina en la tele y los cocineros informan a la gente de cómo se preparan las recetas.

Más adelante se encontró con varios dibujos y tenía que marcar aquellos que eran medios de comunicación colectivos.
Y otra vez con su maravillosa lógica marcó el teléfono, y muy seguro me dijo que si aprietas el botón del altavoz entonces todo el mundo puede escuchar lo que hablas y ya pasa a ser un medio colectivo.
¡Pues claro!

Me da mucha pena pensar que esas respuestas, en un examen tradicional, serían calificadas como incorrectas y no tendría la opción de explicar a nadie por qué había respondido así.

8 comentarios:

  1. Uf, sí, estos del tipo test también a mis hijos, sobre todo al menor le ponen de los nervios, porque siempre encuentra la coletilla: pero si se hace así... este también.....
    Además respecto a vuestro ejercicio, no sé lo que harían los bomberos sin medios de comunicación.....
    Aún me acuerdo una vez mi hijo pequeño tuvo que relacionar un principio de frase con un fin de frase adecuado en un ejercicio y los había hecho todo mal. Cuando le pregunté qué había pasado me dijo todo sonriente: mamá, a que son divertidas estas frases: El cocinero cura a los heridos.
    No me acuerdo del todo de las frases, pero los había hecho mal a propósito para que fuera divertido y realmente ¿Porqué un cocinero no podría curar algunos heridos en un momento dado? jejeje.
    Tener esta posibilidad de cuestionarlo todo y criticar el "es así siempre y punto", es uno de los grandes ventajas creo yo del homeschooling. El no tomar nada por supuesto y tener la libertad de buscar otras maneras y otras respuestas. A los profesores ( y a veces también a mi jajajaja) les suele poner nerviosos este tipo de niño, aquel típico que siempre le busca 3 pies al gato: sí profesor, pero cuando bla bla entonces ya no bla bla.... Y el profe (o la madre jajaja) ya no sabe que decir y se queda a cuadros.
    Muy bien pensado de tu niño!!!
    Este tipo de ejercicios de respuesta única deberían de estar prohibidos y deberíamos de enseñar justamente a los niños que "todo depende según cómo se utiliza, donde se utiliza, cuando, quién etc....." Este pensamiento es mucho más importante que no saber que un teléfono es para utilizarlo uno solo. Porque algún día en un problema que nadie sabe la respuesta, alguien tendrá que buscar aquella respuesta que aún a nadie antes se le había ocurrido y allí estará la solución!
    vaya, que me enrollo jejeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al final se trata de dejarles que razonen a su modo y sigan buscando tres pies al gato o que aprendan a deducir qué respuesta es la que se espera de ellos, que también es todo un arte.
      Con lo de relacionar frases, nos ha pasado una cosa muy curiosa hace sólo un rato. Para aprender sobre los verbos en pasado, presente y futuro le pedían que relacionase el principio y el final de varias frases; y una de ellas comenzaba con "ayer yo hice tal cosa..." Bueno, pues menudo enfado se ha cogido porque eso que mencionaban en la frase no era lo que de verdad él había hecho ayer... así es que no se ha quedado tranquilo hasta que, al final de la página, ha reproducido el ejercicio y ha escrito lo que de verdad él había hecho el día anterior.
      Me quedo tranquila al darme cuenta de que ha entendido lo que significan las acciones en pasado, pero es cierto que la persona que acompaña a veces no sabe cómo reaccionar, jeje.
      Los niños así "molestan" en una clase convencional al negarse a hacerlo como todos o verlo como todos. Es más complicado, pero creo (como tú has dicho) que las personas así son las que al final encuentran ideas y soluciones novedosas que a nadie se le habían ocurrido antes. Eso si sobreviven a tantas veces que les han mandado callar...

      Eliminar
    2. Exacto.
      Todo esto también me hace pensar en algo que escribí hace ya un tiempo que relacionaba también esta parte emocional (que tiene que ser algo real para los niños) con las matemáticas: http://orca-alce.blogspot.com.es/2011/04/mates-con-emocion.html
      Es como el ejercicio de tu hijo. No quiere escribir algo que no tiene sentido para él. Ayer fregué los platos.
      Si yo no fregué los platos ayer.
      Lo hice anterayer y ayer barrí el suelo.
      Pero muchas veces se les enseña a los niños que hagan el ejercicio así y punto sin protestar, que no tiene importancia lo que hizo ayer o anteayer. Luego a la hora siguiente en ética tendrán que aprender de que no se puede mentir: pero profe, a la hora de Castellano me hiciste mentir porque yo no fregué los platos ayer!!
      ¿Te lo imaginas? jajaja.
      pero realmente el chico tendría razón. Les hacemos hacer tantas cosas sin sentido a veces y luego queremos que plaf por arte de magia cuando vayan a trabajar hagan las cosas con sentido común mientras que durante su escolarización solo les hemos enseñado a seguir ordenes, y a no pensar demasiado......
      Esto que mencionas de adivinar qué es realmente la respuesta que se espera es verdad que también tiene su arte jejeje, siempre y cuando el niño no lo siga siempre a ciegas.

      Eliminar
    3. Me he pasado a leer la entrada que mencionas y me parece genial.
      Tendemos a pensar que eso de razonar de una forma diferente no va a ocurrir en matemáticas porque la vemos como una materia de lógica. Yo puedo tener otro punto de vista sobre los medios de comunicación, pero no con problemas matemáticos, o eso creemos. Y en tu entrada nos demuestras que no es así.

      Sobre mentir... En un ejercicio de la asignatura de valores sociales le presentaban una serie de tareas domésticas que alguien ha dado por hecho que los niños tienen que hacer en su casa y tenían que poner una X en cada día de la semana que habían cumplido con cada cosa.
      Podríamos debatir si el reparto de tareas en mi casa o la forma en que funciona mi familia le importa a alguien... pero voy a lo que te quiero contar:
      Una de las tareas era hacer su cama y él marcó de lunes a viernes todas las tareas menos esa, porque efectivamente él no había hecho la cama. Eso, decir la verdad, le supuso un Regular en la nota del ejercicio.
      Él no sabe nada de esto porque ni se lo he contado ni nos importa mucho, pero a lo mejor otro niño hubiese sacado una impactante lección de ello: la próxima vez miento, digo lo que quieren que diga aunque no sea verdad, y me gano una buena nota en el ejercicio.

      Eliminar
  2. En estos tiempos con tantas teorías "nuevas"educativas se habla mucho de potenciar y fomentar el razonamiento y el pensamiento crítico, no dar por establecido nada y como mismo se aceptan nuevas palabras en la RAE, aparecen nuevos oficios y especialidades también debe darse por buena una respuesta bien razonada como la de tu hijo.
    Mis hijos esto lo han sufrido en el colegio. El año pasado le dijeron que dos dibujos que hizo no eran así, que estaban mal, había que hacerlo a semejanza de otro y yo lo veía parecido pues el profesor se lo dio por malo, ¿Por qué a un niño que ha realizado un trabajo le dicen que está mal? Estaría mal no hacerlo.
    En talleres que doy suelo decir habitualmente que la creatividad se asocia a las artes y letras , sin embargo, para nosotros las matemáticas son supercreativas ,pues se puede abordar un problema matemático de muchas maneras. Cuando me pongo con mi hijo mayor a dilucidar problemas de Olimpiada y concursos que él participa casi nunca coincidimos en el método o caminos que seguimos los dos, y eso me encanta, pues nos complementamos y nos enriquecemos los dos con nuestros puntos de vista diferente y yo nunca le digo que es de mi manera o de la suya, las dos sirven.Pues que te parece que esta semana la profesora explica unas ecuaciones y mi hijo le dice que se puede omitir algunos pasos que ha hecho y se llega por otra manera, y la profesora que no, que hay que hacer todos los pasos que ella dice, cuando mi hijo mayor reduce y simplifica las operaciones a vista de pájaro porque él está en un programa de talento matemático en la univ. y va muy avanzado claro y ella lo sabe.
    Yo siempre le digo que discuta sus criterios e ideas a menos que no tenga razón, pero imagina que a las respuestas de tu hijo le diga una profesora que está mal y ya él pasa a pensar como le ordenan. Me enciende esto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A muchos profesores les asusta perder "autoridad" frente a sus alumnos, les asusta que en un momento dado un alumno parezca saber más que ellos.
      A muchos padres/madres también les pasa esto, hay que ser sinceras.
      El resultado es que, para no verse cuestionados, rechazan el razonamiento del alumno y dicen que sólo hay una forma posible de hacerlo: la suya.
      Yo creo que hay mucha inseguridad detrás de esta actitud.
      ¿Qué pasaría si los adultos admitimos que los niños también pueden enseñarnos cosas y puntos de vista diferentes e igual de válidos?
      Hay mucho miedo a que ciertas cosas cambien. A veces se trata de establecer relaciones de poder (yo arriba, tú abajo; yo sé, tú no sabes).

      Eliminar
  3. Bueno, respecto a lo que cuenta Seoane, supongo que la profesora será de estas cuadriculadas que aprendió las ecuaciones pasito a pasito y no habrá quién la saque de ahí. Cuando el chico intente proponer otro camino para resolver la ecuación la profesora tal vez ni lo entienda y se sentirá amenazada, creo yo. Cuando estos chicos con AC o talentos en matemáticas llegan a cierto grado supongo que sobrepasarán con creces incluso a los profesores, no se, es mi opinión.
    Lo de decir que un trabajo está mal me parece horrible. La profesora de la escuelita de Arte donde va mi hija dijo una frase que me encantó "todos los trabajos son buenos", y es cierto un trabajo lleva un esfuerzo y en él queda impregnada la voluntad de la persona que lo ha realizado, solo por eso ya es bueno.
    La escuela tradicional limita mucho. Los niños que dan respuestas diferentes a lo que se espera o lo que se cree que es lo correcto "molestan". Es lo bueno que tenéis vosotros Maribel, tu hijo puede expresar sus puntos de vista y tu puedes detenerte a escucharle, en el cole no hay tiempo para eso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo he decidido no cortar sus razonamientos aunque no se adapten a lo que le exigen en el programa. Prefiero un niño que piense por sí mismo aunque eso le pueda suponer alguna vez que le bajen la nota. Ya que a las notas no les doy importancia, aunque sí al trabajo hecho y al esfuerzo y las ganas puestas.
      Ejemplos del tipo que cuento me los encuentro muy a menudo y la verdad es que me encanta y sorprende al mismo tiempo.
      Besos

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario!