23 de julio de 2020

Organizando II: lengua española


Me quedé ayer pendiente de escribir sobre la materia de lengua española, cómo lo vamos a enfocar y los materiales.

Como ya dije hace unos meses (aquí), no vamos a seguir el temario escolar como hemos venido haciendo estos años. Y también conté la forma en que queremos trabajar esta materia a partir de la lectura del Corán en español.
De hecho estuvimos haciéndolo así las últimas semanas antes de las vacaciones.
Pero, aunque funcionó muy bien, hubo algunas cosas que no terminaban de fluir como yo quería y he decidido hacer algunos cambios.

Seguramente tocaremos todos los días esta asignatura, pero con actividades diferentes. Y no es obligatorio seguir un ciclo de cinco días (típico escolar) en el sentido de que todos los domingos se hace tal cosa y los lunes tal otra...y todo se va repitiendo de semana en semana.
A mí me salen más de cinco tipos de actividades, sobretodo pensando que alguna puede incluso durar más de un día.
Así es que será todo muy flexible.

Seguiremos aprendiendo lengua a través de la lectura del Corán en español, pero básicamente serán actividades de lectura, comprensión lectora, copiado, vocabulario nuevo y estudio etimológico de una palabra elegida.
Esto de la etimología de las palabras nos gustó mucho y queremos seguir con ello.

Cuando hablo de comprensión lectora no quiero decir leer un texto y responder preguntas sobre él, sino ser capaz de explicar o resumir, con narración oral, lo que se ha leído.
Para ello se puede usar cualquier ocasión aunque no estemos concretamente con lengua porque a lo largo del día se leen muchas cosas y se puede aprovechar para la narración oral.

La parte de ortografía no va a tener material o actividades concretas. No le veo sentido a aprenderse reglas de cuándo se usa tal o cual letra porque creo que la correcta escritura se aprende leyendo y escribiendo.
B es un niño que apenas tiene faltas de ortografía y nunca ha memorizado ninguna norma de este tipo. Así es que lo único que haremos aquí será algunos dictados para los que podemos usar cualquiera de los libros que hay en casa, no hace falta algo especial.

Sí que quiero seguir con la gramática y además mantener los símbolos Montessori que tan buenos resultados nos dieron.
Era en esta parte de gramática donde no conseguía encajar el hecho de aprender siguiendo la lectura del Corán (me hubiera pasado igual con cualquier otro libro) porque a veces a mí me interesaba ver un concepto concreto y justo no aparecía en el texto que estábamos leyendo.
Entonces, he decidido que esta parte de gramática la vamos a trabajar aparte.

Aunque dije en la entrada anterior que el material que estaba encontrando para secundaria era un tostón, conseguí unas fichas interesantes que no pienso imprimir (se pueden descargar aquí) pero sí voy a usar algunas de ellas para coger ideas de actividades más manipulativas o dinámicas sobre gramática y también propuestas de escritura. Porque precisamente este tema, la escritura creativa y la redacción, es el último de los temas de lengua que me quedaba por mencionar y al que también dedicaremos un tiempo por lo esencial que me parece saber expresarse correctamente por escrito.


22 de julio de 2020

Organizando I


Normalmente espero a septiembre para publicar este tipo de entradas. Básicamente es porque solemos estar de viaje en estos meses y sin internet, aunque en mi cabeza y en mi libreta ya están las cosas bastante organizadas.
Este año, con el cierre de fronteras y el inicio de un proyecto laboral, nos hemos quedado aquí y puedo ir actualizando el blog con todo lo que ya voy planeando para el próximo curso.

Por edad, B comenzaría 1º de la ESO después del verano.

Los años anteriores hemos seguido el programa escolar para matemáticas y lengua. Ahora no va a ser exactamente así.
En muchas familias las actividades se van volviendo un poco más "escolares" según los niños van creciendo, pero nosotros parece que vamos un poco al revés y pretendo que el aprendizaje sea más libre y mucho más sencillo en cuanto a materiales.

También otros años imprimía grupos de fichas para esas materias de lengua y matemáticas, ya que no usamos libros de texto, y eso nos permitía tener en cuenta el programa del curso que fuera. Pero esas fichas que al principio tenían un aire muy lúdico se van volviendo más aburridas según subimos de curso y las que he estado mirando para el nivel de secundaria son un verdadero tostón.

En matemáticas, como ya conté en esta entrada, no vamos a avanzar en contenidos nuevos. Lo que vamos a hacer es reforzar lo aprendido enfocándolo a la resolución de problemas a partir de los cuadernillos que enseñé.
En el programa escolar se van repitiendo casi los mismos contenidos año tras año, así es que nos podemos permitir parar cuando lo necesitemos.

En idiomas tampoco habrá muchos cambios respecto a los meses anteriores. Si acaso, que con el cierre de fronteras no hemos podido conseguir los libros de inglés que nos regalaban otros años y estoy pendiente de esperar a ver si llegan más tarde o tengo que elegir otros materiales.
Por lo demás, seguiremos con dictados en inglés, vídeos en inglés, tele en inglés y chats en inglés con amigos a distancia.
Para árabe, igual que antes, conversaciones cotidianas, tele, memorización del Corán... y como actividades más programadas, lectura y copia.
Y para francés tampoco hay cambios, programas de la tele cuando apetezca y algunas lecturas.

Proyectos. Seguiremos con los proyectos elegidos por B, que tan buenos resultados nos han dado. Y como novedad, él ha pedido volver a suscribirnos a la revista Pandacraft (que ya estuvimos recibiendo hace tiempo). Entonces, alternaremos cada mes con el tema de Pandacraft y los elegidos por B.
Aquí no hay materiales seleccionados de antemano, sino que voy buscando sobre la marcha según el tema que se presente.
En estos proyectos tocaremos temas de ciencia, geografía e historia, que no ocupan un lugar en nuestro horario como asignaturas concretas.
Seguiremos con una sesión semanal de ofimática: procesadores de texto, presentaciones digitales... y, en general, manejo del ordenador. 

En el estudio de la religión también continuamos básicamente igual, memorización del Corán y lecturas en voz alta para comentar, opinar, comprender, etc.

B quiere seguir con tecnología tal y como lo conté en esta entrada.
Quizá la única novedad aquí es que hemos decidido comenzar un cuaderno de científicos e inventores que vayamos viendo. Simplemente nombre, fecha y lugar de nacimiento y breves apuntes de por qué es importante, también podríamos ilustrar con una foto. Y se pueden incorporar otros personajes que salgan en algunas de las otras materias.
Creo que además nos van a regalar algún libro más sobre esta materia que nos ayudará a completar.

Y nos queda lengua, que dejaré para una próxima entrada explicando qué cosas permanecen, cuáles cambian y qué materiales usaremos.


1 de julio de 2020

Segundo Boletín Paideia en Familia


La verdad es que no sé por dónde empezar porque este boletín es una joya desde la primera página hasta la última.
Bueno, empezaré por el principio.

Cuando el boletín llegó a mi casa yo estaba metida en la lectura de otro libro y no soy persona de leer varios libros al mismo tiempo. Así es que mi primera idea fue aparcarlo de momento hasta terminar con el otro. Pero no pude.
Llevo años leyendo a Paloma y la verdad es que "engancha". No pude resistirme y comencé enseguida a leer, pero intentando contenerme para no terminarlo demasiado pronto.
¿Sabéis de qué hablo? Cuando algo te gusta mucho y no quieres que termine.
El caso es que lo leí completo en pocos días y decidí releerlo por segunda vez, con más detenimiento, antes de escribir sobre él.

Me resulta difícil destacar algo porque todo merece ser destacado, pero uno de los últimos apartados del boletín, titulado Se hace tarde y anochece... creo que es la parte que más he leído y me ha encantado por su sensatez y su sentido común, al mismo tiempo que son reflexiones íntimas y personales escritas de una manera muy bella.

El boletín en sí mismo es una fuente de inspiración que invita a seguir profundizando sobre diversos temas y autores.
Al contener citas y referencias (que apoyan de una manera perfecta cada página que la autora ha escrito) no me he podido contener y casi cada momento necesitaba buscar y saber más sobre cada autor y cada libro mencionado.
Y al final he salido con una gran lista de libros que merecen la pena ser leidos.

Todos los capítulos del boletín están enfocados de una manera muy realista y eso le da aún más valor porque no nos cuenta situaciones ideales, sino la vida cotidiana que podría ser la de muchas de nosotras.
Es una forma también de comprender el homeschooling como una forma de vida y no como una lista de actividades de aprendizaje que empiezan a una hora y terminan a otra. Lo que nos encontramos es la vida cotidiana de una familia, con sus días mejores y peores, donde se habla de libros, del huerto, de las tareas del hogar... todo ello unido a los pensamientos y los sentimientos. Todo está unido y relacionado; y forma un conjunto que describe muy bien en qué consiste realmente la educación en familia.

Termino de la forma en que debería haber empezado, contando que el Segundo Boletín de Paideia en Familia está escrito por Paloma Estorch (autora del blog del mismo nombre) y que toda la información sobre él la podéis encontrar en este enlace.


25 de junio de 2020

Recopilación de proyectos


Sin duda, los proyectos de este curso han sido la clave del proceso de aprendizaje de B. Al ser temas elegidos por él, la implicación ha sido máxima.
Y han sido el hilo conductor para tocar materias muy variadas, como ciencia, historia, geografía, idiomas, informática...

Aquí va el listado de todos ellos:

Viéndolos así, todos juntos, me doy cuenta de que han sido unos meses muy productivos y las cosas sobre las que ha querido aprender me parecen de lo más interesante. Es la prueba de que si dejamos decidir a los niños en su formación, aprenderán... y mucho.
A veces existe el temor de que si les dejamos absoluta libertad emplearán su tiempo en "tonterías", cosas poco útiles o nada prácticas. Pero nada es una tontería si es importante para alguien.
Si entráis en cada enlace que he compartido, veréis con más detalle en qué consistió cada proyecto y qué cosas se trabajaron o se aprendieron. Me quedo con la satisfacción de que todo fue muy completo.
No son los típicos temas que aparecerían en un programa educativo, lo sé. Y eso lo hace aún más auténtico.


23 de junio de 2020

Proyecto Pandemias


Creo que este será el último proyecto de B hasta dentro de bastantes semanas porque está en "modo vacaciones" y pidiendo no tener ya actividades programadas.
Ha terminado casi todo lo que habíamos planeado para este "curso" y sólo le queda finalizar algunas cosas, ya que no me gusta dejar tareas pendientes a medio hacer. Nos podemos permitir empezar y acabar cuando mejor nos convenga, sin seguir calendarios escolares.

Quiso investigar sobre las pandemias más importantes que hubo a lo largo de la historia y tituló a su proyecto "Historia de las pandemias".
Basándose en este artículo de National Geographic, y utilizando Canva, ha estado trabajando los últimos días en una presentación digital que le ha tenido muy entretenido y de lo más motivado.
Cada diapositiva o página está dedicada a una de las pandemias, sobre las que ha anotado fecha, lugar y un pequeño resumen.

Creo que esta forma de presentar sus trabajos va a ser la que predomine en los próximos meses.
Está creciendo, está cambiando, y eso se nota también en su manera de aprender y sus preferencias.


17 de junio de 2020

Así funcionan las pilas


Después de la última reflexión sobre los experimentos (aquí) volvemos al capítulo dedicado a la energía y los inventos incluidos en él.
Retomamos el tema del funcionamiento de las pilas y su origen a partir de estos vídeos:
¿Cómo funciona una batería? (se llama igual, pero es otro)


15 de junio de 2020

¿Papel o pantalla?


Los dos últimos proyectos de B quedaron recogidos por escrito en un cuaderno que decidimos que sería el cuaderno de los proyectos
Pero lo cierto es que hay mucha diferencia cuando mi hijo trabaja sobre papel y cuando trabaja "en pantalla". En esta segunda opción aumenta mucho su motivación, su implicación, sus ganas y su creatividad.

Yo le presionaba un poco últimamente porque no quiero que el ordenador sustituya al papel. Creo que el acto físico de escribir es importante y requiere práctica, aunque al final el hecho de expresarse correctamente es el mismo en los dos casos.
Después de pensar sobre ello he visto que B ya tiene muchas ocasiones diarias de escribir sobre papel, así es que para sus proyectos (que son suyos) merece la libertad de elegir cómo le gusta más hacerlo. Y de verdad que el cambio es grande.

Antes ya había hecho alguna presentación en diapositivas utilizando OpenOffice y Google Drive, ambas muy parecidas a PowerPoint. Hoy ha comenzado a usar y familiarizarse con Canva (nosotros accedemos a su versión gratuita).
Canva es mucho más atractiva visualmente y permite muchísimas posibilidades a la hora de diseñar los proyectos.
Él está encantado.

No sé qué ocurrirá con el paso del tiempo, pero actualmente B va muy encaminado hacia el campo de imagen y sonido. Así es que no tiene sentido limitarle en esto que tanto le gusta.
Siempre hay ocasiones, en otras actividades, para no dejar de lado el lápiz y el papel.


PDF