NUESTRA EXPERIENCIA EDUCANDO Y APRENDIENDO EN FAMILIA

15 de marzo de 2016

Un componente de las educajas... sin educajas

Llevaba tiempo oyendo hablar de las educajas (o workboxes), pero no le encontraba el beneficio a eso de colocar las actividades en una serie de cajones en torre, pensaba que era igual de práctico que colocar el material directamente en la mesa de estudio y decirle al niño lo que íbamos a hacer... Hasta que leí el dossier de Marvan y lo vi mucho más claro.

Me quedé convencida de que esta forma de organizar las actividades le podría traer a mi hijo básicamente tres beneficios: motivación, responsabilidad y (una cierta) autonomía.

Me pilló un poco novata el inicio de este curso desde el colegio a distancia (hay cosas que en el próximo haré de otra forma) y no vi posible incorporar las educajas debido a cómo es parte del material que usamos, pero no las he olvidado.
Lo que sí he visto ahora es la posibilidad de usar una parte de ese sistema adaptándolo mucho a nosotros, me refiero a la tira de números que se van colocando según se termina cada caja y que aportará la motivación y responsabilidad que mencionaba antes. La autonomía creo que tendrá que esperar hasta tener las propias cajas. (Si queréis saber más sobre el funcionamiento de las educajas tenéis disponible el dossier de Marvan y muchas entradas que ha publicado en su blog).

No tenemos números ni tira, pero he tomado el concepto que hay debajo.
Se trata de que mi hijo coloque una pegatina en la casilla correspondiente según vaya acabando cada tarea asignada. ¿Qué gano con esto? Motivación.
A ÉL le motiva esto (y a otro niño le motivará otra cosa). La satisfacción por el objetivo logrado, por el trabajo terminado, se traduce en colocar en su lugar esa pegatina (son pegatinas que tenemos en casa y que le gustan) y visualmente poder comprobar el avance que está haciendo y el resultado final con todo acabado.


Quiero aclarar que esto no es un sistema de puntos, no va a recibir ningún regalo por las pegatinas que pone (aunque durante mucho tiempo he sido contraria al sistema de puntos, hoy lo veo de otra forma en ciertos casos, pero esto sería para otra entrada).
Las pegatinas con mensaje son algunas entre muchas que hay en casa, otras son de animales, de figuras geométricas...

Tenemos un folio en un lugar visible, dividido en cuadros. Cada fila corresponde a un día y tiene 6 cuadros, uno para cada tarea programada.
El día anterior yo escribo de forma esquemática esas tareas (si tuviéramos las cajas, lo que haría es poner el material dentro) y por la mañana él puede ver lo que tiene que hacer. Incluso puede ponerse con algunas cosas él solo, al menos coger el libro, buscar la página y ver el tema que toca. Con esto ya estaríamos trabajando un poco su autonomía.

Cuando se sienta preparado y salga de él, esto le permite incluso gestionar su tiempo eligiendo en qué orden quiere hacer las actividades o saber que si dedica más tiempo a algo, habrá cosas que necesitarán un tiempo extra.
Y con todo esto ya entramos en su responsabilidad, poco a poco.

Espero que con el tiempo, cuando sea mayor, esta forma de trabajar le aporte una base y le ayude a organizarse por sí mismo.



4 comentarios:

  1. Qué bueno!
    Es lo bueno de las cajas. Los puedes adaptar hasta el infinito e incluso utilizar lo mínimo que te interesa.
    Este tema de los puntos un día de estos quiero hacer un post sobre ello y desmitificarlo un poco. Muchos hablan muy mal de esto y yo lo he utilizado más con mi hijo mayor y es el que más independiente y emprendedor me está saliendo.........

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas veces las mejores cosas son las que se pueden adaptar a cada familia y dar lugar a cientos de formas diferentes de hacerlo.
      Y por el tema de los puntos... Como en otras cosas que hemos hablado, esto va por corrientes y modas. Un día viene el experto de turno y te dice que si eliges una crianza respetuosa tienes que rechazar todo lo que tenga que ver con el conductismo, y de repente un montón de madres se vuelven anti-conductistas porque toca, muchas de ellas sin saber siquiera qué es eso del conductismo. Y sin darse cuenta que esto de los refuerzos positivos y negativos lo hacemos muchas veces cada día, sólo que fuera de una tabla y sin saberlo.
      Sería para escribir una entrada sólo para ello, si te animas allí estaré para leerte.

      Eliminar
  2. por cierto, se me olvidó de darte las gracias por hacerme publicidad!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡De nada!
      Tu trabajo aclara muchas cosas porque al principio, si no conoces las educajas a fondo, quizá no es fácil ver el beneficio que pueden aportar.

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario!