NUESTRA EXPERIENCIA EDUCANDO Y APRENDIENDO EN FAMILIA

31 de marzo de 2016

Perder o no ganar, no es lo mismo

Exceptuando los programas de cotilleos, que hay países en los que no existen, creo que la mayoría de los programas de la tele se repiten en las cadenas mundiales, adaptándolos en sus diferentes versiones.
Sobretodo los programas de entretenimiento y concursos de todo tipo, de los que luego se hacen las versiones para los más pequeños.
Así, tenemos concursos de niños cocineros, cantantes, etc.

Me pregunto si estos niños están preparados para que el resultado de la ilusión y el esfuerzo puestos pueda ser no ganar. Si están preparados para esa competición (o competencia) a tan alto nivel y no tienen bastante con la competitividad del día a día a la que se ven sometidos en sus tareas cotidianas.

Pero lo que me llama la atención últimamente es que este tipo de concursos están cogiendo el método de ir eliminando a los peores en cada emisión, mientras los demás tratan de sobrevivir otro programa más y rezando por dentro para que sea otro el que lo haga peor que yo.
Y claro, no es lo mismo no ganar que perder.
No es lo mismo que sólo gane uno y los demás no ganen, a que te elijan como el perdedor, el que peor lo ha hecho hoy.
No es lo mismo desear ganar que desear que otro pierda .
No es lo mismo desear ser el mejor que desear que haya otro que lo haga peor, muy mal. Eso es desear el mal ajeno, es un sentimiento muy feo que no deberíamos provocar en los niños.

Y si además, que lo he visto también, formas parte de un equipo y lo que tú hagas va a repercutir para bien o para mal sobre tus compañeros... entonces la carga es tremenda y las miradas de reproche o decepción pueden hacer mucho daño.

He visto niños llorando con un gran disgusto mientras son consolados por sus padres y me gustaría saber qué ha llevado a esos padres a permitir a sus hijos (a veces demasiado pequeños) enfrentarse a una situación que está claro que no saben manejar porque no están preparados.
Si a un niño le gusta cocinar, ¿por qué hacer de ello una competición? ¿por qué no cocinar todos juntos sin tener que demostrar quién es el mejor?
¿Por qué siempre tiene que haber un mejor y un peor?



8 comentarios:

  1. porque es lo que a la gente les gusta....
    lamentablemente.
    A la gente les gusta ver pequeños niños prodigios para olvidar sus propias frustraciones y crear mitos y leyendas, niños Sherly Temple, Joselito, Marisol y tantos más..... todos olvidados después y algunos incluso llegando a la miseria de adultos.
    Este tipo de programas deberían de ser prohibidos para niños. Supongo que te refieres a tipo programas gran hermano y estilo así. Yo hace años seguí Operación Triunfo que era de cantantes. Seguí la primera temporada y debo de reconocer que me enganché y me gustó, pero desde entonces no he visto nunca más algún tipo de estos aunque sé que se suigen dando y a veces se ven trocitos. Entre otras cosas estoy ocupada con mis hijos jajaja.
    Pero no sabía que también existía para niños.....
    Penoso.....
    Nunca me ha gustado utilizar los niños para nada de este estilo. Mi hijo mayor era bebé de anuncio y un niño muy bonito (y lo sigue siendo jajaja, espera, que limpio el teclado.... jejeje) y más de una vez me dijeron que le tenía que llevar a cástings para anuncios, pero nunca he querido. Solo una vez participaron en un castíng porque en la escuela de circo donde iban lo habían anunciado y querían ir y como son guapos jajajaja, cogieron a los dos!!! Mi hijo mayor tiene sus 3 segundos de gloria y en primer plano en una película de Chavarrías !!!
    Pero no me gusta nada lo que hacen algunos programas con estos niños. No echaría la culpa a los padres porque muchas veces solo quieren ayudar a sus hijos a conseguir un sueño, cosa que todos los padres queremos hacer. (Aunque también es verdad que hay padres que utilizan a sus hijos a conseguir un sueño que ellos mismos no consiguieron.... esto sí que es peor!!!) Lo que no se debería de permitir es que este tipo de programas se aprovecha de este sueño para enriquecerse y ganar audiencia a cuesta de los niños. Y muchas veces lo único que consiguen es romper sueños.
    Completamente de acuerdo contigo. Ni los adultos estamos preparados para perder en un programa así, o sea que los niños aún menos...... ni deberían de experimentarlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no veo la tele de España nada más que cuando estoy ahí de vacaciones. De hecho, apenas veo la tele excepto algunos programas de TV5Monde, National Geographic y algunos programas en la tele marroquí.
      Pero el padre y el hijo sí que la ven y yo, claro, también de pasada aunque no ponga mucha atención.
      Y resulta que ahora deben estar de moda los concursos de niños cocineros y de niños cantantes, porque hay varios, tipo Operación Triunfo para pequeños (Gran Hermano y similares aquí es impensable...).
      Cuando me refiero a la culpa de los padres, no es por los concursos en sí, sino por como algunos están planteados.
      Es diferente que tu hijo vaya a un concurso donde puede no ganar a que vaya a un concurso donde puede ser elegido como el que peor lo ha hecho. Los riesgos emocionales no son los mismos.

      Eliminar
  2. Qué reflexiones tan buenas Maribel. Yo no veo la tele, pero un día vi uno de esos concursos que era de cantar y casi me da un ataque.
    Cuántas cosas feas vi!!! Me puse muy nerviosa de ver los nervios que estaban pasando los niños y también los padres. Como pueden exponerse a eso? Yo no entiendo nada, la verdad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marvan lo expone muy bien arriba.
      Fíjate Mayte, que tantas veces se habla de la explotación de los niños del tercer mundo, los niños que trabajan, etc. Y nunca nos paramos a pensar si en nuestro primer mundo no hay también otra clase de maltrato emocional, sólo que envuelto en más lujo.
      Yo recuerdo hace bastante tiempo un programa en la tele española, ni me acuerdo bien del nombre (... ¿tú sí que vales, podría ser?). Bueno, el caso es que el presentador le dijo a un niño muy pequeño, en su cara, que había cantado mal y el peque rompió a llorar allí mismo, que hasta el presentador se dio cuenta que había metido la pata hasta el fondo e intentó arreglarlo haciéndose el cariñoso luego.
      A este tipo de cosas me refiero cuando hablo de que los padres exponen a los niños. En uno de los cncursos de niños cocineros hace poco que ocurrió una situación parecida, con otro niño que acabó con un berrinche mientras su madre le consolaba.

      Eliminar
  3. Encontrar el punto medio adecuado Es dificil. Yo creo que no Es malo que existan Estos programas,està bien que existan opciones para todos,lo malo Es el uso inadecuado que se hace de ellos y en ellos. Ningùn niño debería participar hasta cierta edad, lo incorrecto Es poner niños de 7 con niños de 12 porque no estàn en igualdad de condiciones.Mis hijos ven Algùn programa de Estos esporadicamente y me dicen: Mamà, Què pasa?Por Què solo hay programas para cantar,bailar y cocinar, sin embargo no hay otras opciones para niños Què nos gustan Los conocimientos de otro per fill??, y Tienen razòn ,porque Estos programas salen como setas.
    Yo creo Què la cuestiòn click depende del prisma con Què se mire, como enseñes al niño a superar retos, enseñarles a competir limpiamente, tambièn a admitir errores y superar la frustraciòn. Yo Què tengo experiencia amplia en concursos literarios y matemãticos no lo veo negativo ni un problema, Los considero retos, todo està en Los pensamientos ,razonamiento y lectura que hacemos de las cosas( Muchas veces negativa).
    e pongo ejemplos: Cuando mi niño mayor comenzò en ajedrez de pequeño y hasta ahora ,he visto de todo en Los torneos: niños dando verdaderas pataletas por perder la partida, Padres chivando las jugadas, haciendo trampas, en eso tambièn he tenido mucha Suerte con el profe Què le ha enseñado a èl que le ha inculcado que de las partidas que se pierden se aprende mucho màs, que no puedes culpar a otro si has hecho una jugada errônea, Es tu responsibilidad y no de otro, enseñanzas valiosas Què Han hecho Què èl sea un jugador calmado, muy luchador, muy resolutivo,Què busque opciones e incluso Què arriesgue. En Muchas ocasiones ha perdido partidas teniendolas ganadas y me explica Què Es porque ha querido arriesgar y probar nuevas estrategias porque así le ha enseñado a jugar su profe y èl se toma con la misma humildad ganar Què perder las partidas, a eso tambièn se aprende y hay Què educar a Los niños a ello, no Es necesario humillar a un contrario.

    ResponderEliminar
  4. En cuanto a Los concursos literarios y matematicos ,para ellos son retos ,no van en contra de nadie sino Què Es una superaciòn para ellos mismos pues si un año Han obtenido 2-3 ò4 lugar, otro año se preparan mejor porque quieren obtener mejor lugar, Es decir, no depende de Què otros lo Hagan peor, horrible pensamiento, se trata de Què veas tus errores, Los corrijas , intentes superarte a tí mismo y aprendas. Los concursos literarios y matemàticos para mí son un espacio donde explorar màs allà de lo Què nos permite una clase, Es el espacio para fomentar la creatividad Què no permite las aulas. Hace poco ,un profesor ha publicado un libro sobre las cosas Què se deben hacer para Què Los niños tengan otros espacios donde expandir su creatividad y explorar otras vertientes fuera de la imparticiòn de una asignatura Què puede ser aburrida y señala esto que digo, así que me dije: Vaya, ahora uno que lo dice. Cuando mis profesores nos proponían concursos de todo tipo: de fotografía, de manualidades, deportivos ,literarios,matematicos, para todos Los gustos. Yo fui concursante nata, pero nunca escuchabas este Es malo o este Es bruto, para nada, cada cual tenía sus àreas donde destacarse sî querîa. En cuanto a trabajar en equipo ,sí està muy bien, pero como todo en està vida,no todos Tienen el mismo interès ,ni la misma dedicaciòn . Por ejemplo: mi hijo mayor fue con su equipo de ajedrez(no solo Juega individual) al Campeonato de España porque son Los campeones regionales . El es el capitãn y me contaba Què un día de competiciòn estaban todos dormidos porque estuvieron jugando hasta tarde y se durmieron de madrugada(menos èl) Què se acostò temprano para descansar adecuadamente,Què pasò? Pues Què al otro día en la partida todos perdieron sin luchar las partidas y solo mi hijo se quedò 4 horas jugando para salvar el equipo. Yo no estaba ,pero otro padre que fue con ellos a Benidorm, me Mandaba watsap contandome todo, y apodò a mi hijo La Roca, por luchador duro ,mientras Los otros Chicos dejaron la partida sin luchar. Como capitàn les dio su speech ,jaja, Què tenían Què dormir temprano, aunque conociendole lo calmado Què Es, su charla no debe ser muy contundente.
    Menuda chapa!! Pero cuando se puede.....hay Què charlar. Tuve Què dividirlo pues no cabía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantan estos comentarios largos, así es que no te reprimas y cuéntame siempre todo lo que quieras.
      En mi época de instituto también participé en varios concursos literarios. La diferencia con lo que he escrito es que en ellos se elegía a un ganador (en ocasiones había también segundo y tercer puesto), pero nunca se elegía a un perdedor.
      No estoy en contra de los concursos siempre que en ellos se fomenten valores positivos.
      Está muy bien tener objetivos, esforzarse y luchar por ellos. Pero uno no debe brillar a costa de que los demás se apaguen, el éxito tiene que venir por el propio trabajo y no por lo mal que lo haga otro, porque entonces todo dependerá de cómo sean los demás y no de cómo sae yo.
      Alegrarse por los fallos de otro no es uno de los valores con los que me identifico y eso es lo que se fomenta en los concursos planteados de la forma que conté en la entrada.
      Lo que me cuentas del torneo de ajedrez de tu hijo y la actitud de sus compañeros, eso ya no son errores sino irresponsabilidad y sí que creo que cuando participas en un equipo les debes una entrega y tienes que cumplir un compromiso.

      Eliminar
    2. Yo también sigo en dos partes...
      Cada madre/padre tiene que saber para qué cosas están preparados sus hijos, sobretodo si son pequeños.
      Yo nunca llevaría a mi hijo a programas como los que he mencionado porque sólo tiene 7 años y también por su forma de ser. Sé que si fuese puesto en evidencia en público por haber sido el peor que ha hecho algo y fuese expulsado por ello se sentiría muy, muy mal. Me duele sólo de imaginarlo porque sé lo sensible que es para ciertas cosas.
      Y para terminar recojo los deseos de tus hijos. Me gustaría que hubiese programas dedicados también a otras aficiones de los niños, que no fuese siempre lo mismo.
      Imagínate concursos en la tele de matemáticas, de ciencias, de literatura, de historia... Pero claro, esto implicaría que los encargados de dirigir el programa tendrían que tener un mínimo de conocimientos y ya no podría presentarlos cualquier pintamonas, jejeje.

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario!