17 de febrero de 2019

Repaso general


Después de los últimos días de geometría, hubo un gran cambio en las actividades de matemáticas.
Hemos comenzado un gran repaso de todo lo visto desde hace un par de años hasta ahora.
Se trata de recordar, de ver lo que se ha retenido y lo que se ha olvidado, de comprobar si hay dificultades con algún concepto...
No vamos a limitarnos a repetir actividades. Todo va a tener nuevos enfoques, de manera manipulativa y en forma de juegos siempre que sea posible.
Y cada vez que haya ocasión, iremos profundizando en los contenidos para no quedarnos sólo en el repaso, sino también avanzar.

Hay unos puntos a los que quiero dar mucha importancia y que pasen a ser el centro de las actividades:
- Cálculo mental
- Comprensión y resolución de problemas
- Aproximaciones y estimaciones

Es importante parar de vez en cuando y mirar hacia atrás para ver qué se retuvo realmente, en qué hay que trabajar un poco más y en qué otras cosas se puede avanzar y subir de nivel más rápidamente. Los materiales y contenidos recomendados para cada edad no son los que deben marcarnos el camino, sino adaptar todo eso a cada niño en concreto.


15 de febrero de 2019

Perímetros y áreas

Dedicamos los últimos días de enero a los conceptos de perímetro y área de triángulos y cuadriláteros.
Por problemas con internet, no pude ir subiendo al blog lo que íbamos haciendo y algunas fotos se perdieron. Pero quiero dejar por aquí algún recuerdo de esos días.

B usó las regletas para medir y recordar el concepto de perímetro.



En la foto superior, el perímetro de los cuadrados le permitió representar la tabla del 4 (hizo lo mismo con los triángulos equiláteros y la tabla del 3).

Antes de empezar con las áreas, quise que entendiera bien por qué las medidas de superficie que íbamos a ver eran al cuadrado: centímetro cuadrado, metro cuadrado...
Nada mejor que construir algunas de ellas.

Decímetro cuadrado y centímetro cuadrado:


Metro cuadrado (también aprendemos en el suelo):


Es mucho más interesante entender el concepto de área y cómo se calcula, antes que aprender la fórmula de memoria y no saber por qué. Memorizar la fórmula puede ayudar más adelante cuando los cálculos son más complicados, pero es básico manpular primero.
Por esto, estuvimos trabajando con las regletas.
Después de construir varios recttángulos y cuadrados, tapamos con un folio la mitad de un cuadrado por su diagonal (regletas azules de la siguiente foto), de tal forma que la parte visible fuese un triángulo. Así se puede ver muy fácilmente por qué en la fórmula del área del triángulo hay que dividir entre 2, porque es la mitad de un cuadrado.


14 de febrero de 2019

Los animales y el frío


Después de la buena experiencia que tuvimos con el material sobre los inuits, decidí hacer una suscripción de tres meses a Pandacraft y este es uno de los regalos que nos han hecho: un kit sobre qué hacen los animales cuando llega el frío.

Cada envío de Pandacraft contiene una revista con información sobre el tema del mes, noticias variadas, pasatiempos, cromos o tarjetas temáticas para coleccionar y alguna propuesta de experimento, manualidad, receta, etc.
Incluye también algo para construir, con las instrucciones y todo el material necesario.
Y tienen una aplicación con más actividades para descargar en la tablet o el móvil.

Una de las cosas interesantes para nosotros es que todo está en francés y así mantenemos activo este idioma ahora que ya no lo manejamos tanto.

El tema de este kit de la foto es los animales y el frío.
Hemos aprendido diferentes comportamientos de los animales cuando llega el frío. Algunos hibernan (y hemos visto también diferentes tipos de hibernación) y otros emigran. Esto básicamente, porque luego hemos leído algunas opciones poco frecuentes y muy curiosas, como permanecer en estado de congelación  hasta la primavera.
Ha habido lecturas adicionales sobre algunos animales mencionados en la revista (la marmota y el oso) y hemos conocido a los jilgueros, pájaros sedentarios que no emigran cuando llega el frío porque viven siempre en el mismo lugar.

B ha construído una preciosa casa para pájaros con un comedero en la parte de atrás que seguramente pondrá en el alféizar de su ventana cuando llegue el buen tiempo.




13 de febrero de 2019

Mi nombre es Skywalker


Mi nombre es Skywalker es un libro escrito por Agustín Fernández Paz y editado por Círculo de Lectores dentro de la colección Barco de Vapor.

Un hombre pide limosna cada día delante de la entrada de un supermercado. Los demás pasan a su lado sin mirarle siquiera, como si no existiera.
Una niña se fija, asombrada, en este comportamiento de la gente y la única explicación posible que se le ocurre es que el hombre es invisible y sólo ella puede verle.
A partir de aquí, surge una amistad entre los dos y el hombre inventa una fantástica historia para su pequeña amiga, que disfrace la cruel y fea realidad: efectivamente, él es invisible y además es un extraterrestre cumpliendo una misión secreta en la Tierra.

La historia muestra como los sentimientos de los niños son nobles e inocentes, incapaces de comprender el comportamiento egoísta e insolidario de los adultos.

Tengo que deciros que mi hijo no ha captado el trasfondo de la historia. Para él, este es un bonito cuento sobre la amistad entre un extraterrestre y una niña terrícola.
Quizá los niños más mayores puedan leer entre líneas lo que se está intentando contar.


24 de enero de 2019

Tipos de cuadriláteros (con imprimible)


Igual que hace unos días compartí el imprimible de los tipos de triángulos (aquí), hoy voy a dejar el de los tipos de cuadriláteros, podéis descargarlo desde este enlace.
Incluye tarjetas de palabras, definiciones y dibujos y un desplegable donde colocarlas.
En la portada he pegado un sobre para guardar las tarjetas.


Es interesante que las tarjetas sean autocorrectivas para dar autonomía a los niños y que ellos solos puedan comprobar si su clasificación fue correcta.
Se puede hacer fácilmente marcándolas por detrás con algo que no se transparente. Las tarjetas que van juntas llevan la misma marca.
Yo he usado pegatinas con estrellas de colores.

  
Las tarjetas se pueden usar también de forma independiente para clasificar cuadriláteros manipulables que tengamos en casa (por ejemplo, los del tangram).


22 de enero de 2019

¿Por qué he decidido comenzar con la gramática Montessori?


Desde que B tenía unos tres años, he hecho adaptaciones caseras de diversos materiales de la pedagogía Montessori, aunque casi siempre los hemos usado a nuestra manera.
Sin embargo, nunca quise recurrir a la gramática Montessori porque la encontraba artificial. Me parecía muy forzado y sin sentido asociar cada concepto gramatical a una forma geométrica y un color, no le veía el beneficio y me parecía que esa asociación no era natural, que era algo completamente arbitrario y sin lógica y no entendía cómo podía favorecer el aprendizaje gramatical.

En este tiempo hemos trabajado la gramática con actividades lo más dinámicas posible, tarjetas, clasificaciones, juegos de letras y palabras, pasatiempos...
Y B ha ido avanzando en estos conocimientos.

Pero cada cierto tiempo noto retrocesos en este campo, cosas que se suponían ya interiorizadas y que de repente se olvidan.
Esto quiere decir que algo falla.
Los retrocesos en el aprendizaje son normales, hay cosas que se necesitan repasar cada cierto tiempo. Pero veo absurdo estar cada año con las mismas cuestiones.
En lengua seguimos el programa escolar y ya sabéis que todos los cursos se vuelven a repetir las mismas cosas una y otra vez. Me gustaría salir de esa espiral y recomenzar desde lo más básico, dedicando el tiempo necesario antes de pasar a lo siguiente y que los contenidos queden retenidos de verdad.
No hay prisa porque en casa no aprendemos para aprobar exámenes.

Dando vueltas a estas cuestiones, volví a encontrarme hace poco con el método de la gramática Montessori y de repente lo vi desde otra perspectiva. 
Esa asociación de formas y colores con cada concepto es realmente una experiencia sensorial, una asociación sensorial, que determina la forma en que la información es retenida y facilita luego su recuperación.
Visto así, se abren muchas posibilidades y ya que había llegado a la determinación de que necesitábamos un cambio ¿por qué no darle una oportunidad?

A partir del excelente material de MiMontessori, he empezado a preparar todo lo que vamos a ir necesitando, aunque es mucho y vamos por partes.
Como otras veces, el material lo voy a adaptar a nuestras necesidades y quizá la forma de usarlo no sea siempre la convencional. He visto que otras familias también lo usan a su manera.
Y me gustaría combinarlo en la medida que se pueda con otros recursos que ya tenemos y con los que nos ha ido bien.

No partimos desde cero porque hay muchas cosas que B ya tiene dominadas y tampoco tiene mucho sentido volver sobre ellas.

De momento, empezamos con los sustantivos.
Presentación de la forma geométrica, su color, su representación plana y el por qué de todo esto.
Me parece muy importante dejarle manipular todo lo que pueda, dirigido y libre, para que esa asociación sensorial surja.
Los triángulos pequeños (hechos de goma eva) son para tocar y colocar sobre las palabras.
Las tarjetas originales para los sustantivos son negras (del mismo color que su triángulo), pero no quiero gastar demasiada tinta y las tarjetas son muchas para hacerlas a mano sobre cartulina negra. He imprimido tarjetas en folios blancos y cada una lleva arriba una banda coloreada a mano con lápiz negro para tener siempre presente el color.

A medida que avancemos con más material, espero compartir desde aquí lo que vamos haciendo y si realmente aprecio un cambio en el aprendizaje de esta materia.


21 de enero de 2019

Cambios


Semanas atrás empecé a plantearme cambios en la organización de las actividades diarias.
Tenía la sensación de que a veces no aprovechábamos bien el tiempo, de que hacíamos muchas cosas pero con tiempo insuficiente para profundizar.
Para mi hijo es esencial no estar demasiado tiempo seguido haciendo la misma tarea, así evitamos distracciones (aquí escribí sobre ello). Entonces, la cuestión era combinar eso con la posibilidad de dedicar más tiempo a cada tema, sobretodo desde que hemos empezado a trabajar con varios proyectos a la vez.

Creo haber dado con la solución. Ya llevamos más de una semana trabajando así y parece que funciona.
Se trata de dedicar cada día a un tema o proyecto.

Hay dos materias, matemáticas e inglés, que se tocan diariamente (además del libro que esté leyendo en cada momento).
Y hay una hora de trabajo, como mínimo, para dedicar en profundidad a lo que toque. Repartido semanalmente así:
Día 1: Lengua / Gramática / Comprensión lectora / Escritura creativa... 
Día 2: Proyecto de ciencias (elegido por B entre alternativas que le propongo)
Día 3: Mi viaje por el mundo (geografía, historia, conocer lugares...)
Día 4: Proyecto elegido enteramente por B (estos proyectos pueden ser de temas muy variados)
Día 5: Islam / Árabe

De esta manera, las siete educajas anteriores quedan reducidas a cuatro: matemáticas, proyecto o tema que toque cada día, inglés y "otros".
Esta última educaja está dedicada a algo que necesitemos repasar, algo que no se pudo terminar en su momento, actividades que surgen sin haberlas planeado... si no hay nada de esto, nos dedicamos a responder las cuestiones pendientes en el cuaderno de preguntas.
El cuaderno de preguntas es una libreta donde anotamos todas las preguntas que le surgen a B y que no se pueden responder en el mismo momento (porque yo esté ocupada o porque no lo sé y hay que buscar información). Así, podemos dedicar un tiempo del día a leer, ver vídeos o lo que necesitemos sobre estas cuestiones.

Comentaba más arriba que es importante para mi hijo no estar mucho tiempo seguido haciendo la misma cosa (unos 20 minutos, 30 como mucho).
¿Cómo se combina esto con el hecho de dedicar más tiempo cada día a uno de los proyectos? Pues haciendo actividades variadas aunque todas estén relacionadas con el mismo tema: un rato de lectura, un poco de escritura, mirar un vídeo, rellenar un mapa, recortar y pegar, hacer un dibujo, hablar, anotar una lluvia de ideas para desarrollar después, un experimento, una manualidad...
De esta forma avanzamos más, comprobado.

Es importante analizar la organización de vez en cuando y hacer los cambios que se necesiten. Lo que nos funciona hoy puede que ya no lo haga mañana. No pasa nada.

Pero este no es el único cambio.

También he hecho modificaciones en la manera de registrar y llevar el archivo del homeschooling (leer aquí).
He suprimido la agenda semanal con las actividades programadas cada día (aunque mentalmente y en mis cuadernos de notas sí tengo una planificación de las cosas por hacer) y he suprimido también la plantilla de objetivos o planes para el mes.
En su lugar, he comenzado una especie de diario sobre el aprendizaje en casa.
Me parece más práctico y más realista anotar lo que realmente se ha hecho que lo que se quiere hacer. Además, si nos ponemos a pensar, cada día se hacen más cosas de las que en un principio estaban anotadas y es una forma de que todo eso no quede perdido.






PDF