NUESTRA EXPERIENCIA EDUCANDO Y APRENDIENDO EN FAMILIA

15 de noviembre de 2015

¿Por qué salen las lágrimas?

Tengo un niño lleno de curiosidad.
Tengo un niño que no para de preguntar, que se interesa por todo, que quiere saber continuamente sobre esto y aquello... que, como el Principito, nunca admite una pregunta sin respuesta.

A la gente le agrada esto, creo que les emociona que alguien piense que su labor es tan interesante, y contestan encantados, y con mucha paciencia explican para qué sirve este botón, o que pasa si tocas allí, o por qué hacen tal cosa. El cajero del supermercado, el guardia de seguridad del banco, la enfermera, el policía que renueva los pasaportes, el señor de la tienda de fotos... Nunca hemos encontrado a nadie que se moleste por preguntar demasiado.
Hace poco el señor del camión de la basura le estuvo explicando cómo hacen para vaciar los contenedores dentro. Estos señores de la basura le tienen un afecto especial a mi hijo porque desde que era muy pequeño se asomaba cada día por la ventana para saludarles, creo que es el único niño que se para a hablar con ellos y preguntarles.

El caso es que este pequeño es a veces el niño de las preguntas sin fin y no siempre puedo contestarle al momento porque a veces la explicación es larga y justo entonces no puedo dejar lo que estoy haciendo o porque necesito buscar respuestas, porque yo no lo sé todo. Y más cuando me pregunta qué hay dentro de las piedras o por qué las burbujas son redondas y no son cuadradas.

¿Por qué salen las lágrimas?
Esto me preguntó el otro día. Y pensé que la respuesta se merecía ser un poco trabajada por lo interesante del asunto.
Así es que le hice un mini-libro con varias notas de papel de colores grapadas.


Un dibujo del ojo con las glándulas y conductos lagrimales. Y varias explicaciones sencillas.
Estuvimos viendo que producimos más de 100 litros de lágrimas al año, aunque después he leído que son 64 litros, ¿alguien lo sabe?


Resultó ser muy interesante el tema de las lágrimas. Aprendió que nuestros ojos lloran un poquito todo el tiempo y que esas lágrimas forman una capa que los protege, que a veces lloramos más cuando algo nos hace daño en los ojos, y esas lágrimas también son un mecanismo de defensa.
Y que hay otras lágrimas que dependen de nuestros sentimientos.


Estas últimas lágrimas (las que salen cuando estamos tristes, pero también pueden salir de miedo, de alegría o de risa) son tan especiales que realmente nadie sabe todavía por qué salen. Hay varias teorías, muchos "podría ser", "parece que"... pero lo que es saberlo con seguridad, eso no.

Todavía nos queda mucho por aprender. Todavía nos queda mucho por preguntar.

9 comentarios:

  1. ¡qué idea más bonita del minilibrito!! Los podría guardar todos y tenerlos de recuerdo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De momento sólo tenemos este, pero es una idea graciosa para hacer una colección y realmente tampoco se tarda tanto en hacerlo porque son ideas muy sencillas las que van dentro. Escribir, hacer algún dibujo simple, alguna pegatina y grapar.

      Eliminar
  2. Me encantan los niños así, llenos de curiosidad y preguntas sin fin. Como dice mi Jirafita: "tenemos muchas cosas que aprender y que vivir"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué graciosa tu Jirafita, seguro que también es una niña curiosa.
      Hay niños con unas ganas enormes de saber el por qué de todo.

      Eliminar
  3. Me ha gustado mucho tu mini-librito.
    Pero oye, cuando veo tantas cosas como haces me pregunto cómo haces luego para conservarlas ¿las guardas todas? ¿Cómo lo organizas? No lo podías contar en un post, porque a mí me cuesta mucho tirar todo lo que utilizo con los niños y a veces no sé como organizarlo.
    ¡Se nota que es curioso tu peque!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. En el blog antiguo escribí hace meses una entrada que tenía un poco que ver con lo que planteas. Es esta: http://baprendeencasa.blogspot.com/2015/01/el-material-infantil-que-ya-no-usamos.html
      Aunque esa entrada realmente iba de qué hacer con lo que ya no queremos, pero esto contesta a tu pregunta de si lo guardo todo: No, jeje.
      Tomo nota de tu sugerencia y os contaré en cuanto pueda, si Dios quiere, cómo hago con las cosas que guardo.

      Eliminar
  4. A mí me encanta que los niños me pregunten, no ya los míos,sino que los de los talleres que doy. Me gustan sus preguntas, siempre les insisto que me pregunten todo cuanto les parezca y que nada es absurdo ni tonto. Y razonan muy lógico y quieren saber y eso es la mejor garantía de un buen futuro, así que anímale mucho a buscar aquellas dudas que tenga en el momento. Me gustan mucho los niños interesados por su alrededor. Tengo unos libros de preguntas y porqués que le vendrían a él fenomenal .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustaría ir haciendo una interesante biblioteca para él. Tengo muchas ganas de ir de compra de libros, seguro que esos que dices van genial para los niños curiosos.
      A mí también me gustan los niños, y los mayores, que se interesan por lo que pasa a su alrededor.

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario!