NUESTRA EXPERIENCIA EDUCANDO Y APRENDIENDO EN FAMILIA

21 de noviembre de 2015

Aprender a buscar información

Fuente

Mi hijo está aprendiendo sobre cómo medimos el tiempo.
Estoy haciendo unas fichas para trabajar con él este tema y a una de las actividades la he llamado "el juego del cuántos". Consiste simplemente en contestar a una serie de preguntas, con el aliciente de que la tarea se llama "juego" y de que gana un punto por cada respuesta correcta. Al final tiene una especie de medalla para escribir en ella los puntos conseguidos.

Las preguntas son del tipo ¿cuántos días tiene un año? ¿cuántos meses tiene un año? ¿cuántas horas tiene un día? ¿cuántos minutos tiene una hora? etc.

¿Alguien ha pensado ya que yo pretendo que mi hijo memorice un montón de datos? No.
Los aprenderá a medida que los vaya usando, aunque alguno de ellos sí que es necesario que lo memorice porque lo necesita para poder hacer actividades relacionadas.
Aunque no es el tema de esta entrada, no soy enemiga de aprender ciertas cosas de memoria.
Creo que hemos pasado del extremo de memorizar datos sin fin y sin sentido al otro extremo de rechazar todo lo que tenga que ver con memorizar. Cuando la memoria es una parte importante de nuestro funcionamiento cognitivo.
Claro, si combinamos memoria y comprensión, entonces perfecto.

Pero lo que yo quiero contar hoy es otra cosa.
Este tipo de cuestionarios que le propongo a mi hijo es para contestar teniendo a mano su libro de texto y los círculos que hice cuando comenzamos con el tema de los minutos.
Él puede consultar siempre que lo necesite, aunque si algo ya lo ha memorizado, ese tiempo de búsqueda que se ahorra.
Lo importante es que sepa buscar.

Yo no le voy a dejar que se mire el libro de arriba a abajo. Le voy a ayudar mostrándole la página donde debe buscar.
El índice de nuestro libro de texto está fatal porque sólo viene la página donde empieza cada unidad. Pero es que dentro de cada unidad hay muchas cosas.
Pero en otra clase de libro sería muy interesante enseñar a los niños cómo utilizar un índice.

Aparte de dar información a los niños, es fundamental enseñarles a buscarla y que aprendan a:
- Entender y utilizar el índice de un libro
- Buscar en un diccionario
- Buscar en internet, eligiendo las palabras clave y sabiendo escoger entre todos los resultados que saldrán
- Encontrar información dentro de un párrafo o una página

¿Se os ocurren más cosas?

6 comentarios:

  1. Tienes toda la razón Maribel, estoy de acuerdo con todo lo que dices. La memoria es fundamental y hay que entrenarla como cualquier músculo . Los extremos nunca son buenos y una cosa muy distinta es memorizar teoría acompañada de práctica donde sea necesario para que los niños observen la aplicación de principios y definiciones que a priori pueden ser tediosas y otra cosa es rechazar memorizar nada, porque la memorización también forma parte del desarrollo cognitivo.
    Es muy importante saber el modo y la forma en que entra la información al cerebro y esto ocurre en tres pasos 1-registro de la información, 2- retención y 3- recuperación . Así que para que la información quede por un espacio de tiempo amplio debemos reforzar ese registro y para ello utilizamos técnicas como los castillos de memoria, las asociaciones y las vinculaciones , es decir, siempre recordamos mejor algo cuando la asociamos a otra cosa ya conocida o tiene vinculación con algo que ya dominamos. Para ello es importante enseñar al niño,como bien dices, a saber buscar la información ,esto es básico, y como mejor lo hacen es con el juego.¡Así que tú lo estás haciendo fenomenal!. Cuando son más mayores pues hay que dotarles de herramientas para sepan estudiar más eficazmente,no se trata de echar horas,sino de hacerlo de calidad a través de esquemas, resúmenes y marcaje.
    Los profesores de la universidad detectan en su gran mayoría que muchos chicos llegan sin saber buscar información o quedarse sólo con Wikipedia sin contrastar en otras publicaciones así que en algunos grados y especialidades han incluido un tema sobre esto. Para que te hagas una idea.
    Ni por un momento pensé eso que dices de que tu hijo memorizara un montón de datos inservibles porque él mismo recepcionará los que más le interesen cuando sea y nunca se sabe lo que verdaderamente les interesa y además eso cambia con el tiempo.
    Yo he utilizado el juego para estudiar un montón de cosas tediosas y aburridas,tengo pendiente ponerlo. Tengo unas cartulinas que plastifiqué con todo tipo de temas que hemos ido ampliando a medida que ha hecho falta.
    El sistema educativo no pierde tiempo en enseñar a usar el índice y demás información que tienen los libros ,diccionarios y enciclopedias .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando escribía le entrada recordaba que otra bloggera, de oficio bibliotecaria, contaba una anécdota de una chica universitaria que llegó buscando un libro y no sabía ni cómo debía buscar en una biblioteca. Y por lo visto esto era frecuente entre universitarios.
      Me has dado además una idea para otra entrada mencionando algunas técnicas que ayudan a memorizar y retener mejor.
      Espero que te animes a contarnos cómo has usado el juego para motivar a tus hijos a estudiar esas cosas aburridas.
      Besos

      Eliminar
  2. Maribel, siempre me resulta interesante tu forma de trabajar, gracias y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Blanca, por pasarte y por tus palabras.
      Intento que sea lo más motivador para mi hijo. Mi trabajo con él es algo que me gusta, pero también es una responsabilidad.

      Eliminar
  3. Totalmente de acuerdo contigo Maribel. Es necesario dar recursos a los niños para buscar información y también es necesario memorizar algunos datos. No hay que cerrarse a nada ni ser radical.
    Algunos de los problemas del fracaso escolar es la falta de recursos que tienen los niños. Pueden estar muchas horas delante del libro y el tiempo empleado no sirve para nada porque no saben estudiar.
    Yo también quiero que Seoane nos ponga en el blog esas cartulinas.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso yo recurro muchas veces a las actividades clásicas de perguntas y respuestas. Muchas veces no usamos métodos tan novedosos, recurrimos mucho a los cuadernos y a escribir. Porque este último punto tanbién lo veo fundamental y pienso que se falla mucho en ello: saber expresarse por escrito.
      Besos

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario!