NUESTRA EXPERIENCIA EDUCANDO Y APRENDIENDO EN FAMILIA

14 de febrero de 2017

Saturada de tanto Montessori


Esta entrada no es una crítica a la pedagogía Montessori. Ni siquiera es una crítica a alguien. Es sólo un pensamiento en voz alta:

Últimamente parece que todas las cosas son Montessori o que todo se puede hacer al estilo Montessori.

No soy una experta en pedagogía Montessori, aunque he leído bastante sobre ella y me gusta.
Cuando B era más pequeño reproduje en versión casera varios de sus materiales y aun hoy usamos, por ejemplo, las tarjetas en tres partes (aunque nosotros las usamos de otra forma).
También tengo que decir que hay cierto material Montessori que no me gusta. Como siempre, selecciono y me quedo con lo que me sirve.

Pero de un tiempo a esta parte, casi todos los hogares que leo se han vuelto Montessori.
Y no sólo son los recursos tradicionales que conocemos, sino que ahora hay estanterías Montessori (la misma de Ikea que yo tengo en mi dormitorio, resulta que yo también duermo en una habitación Montessori), pasillos Montessori, armarios Montessori, cuartos de baño Montessori....
Se puede poner la mesa al estilo Montessori, recoger la ropa al estilo Montessori y hasta meter flores dentro de una jarra al estilo Montessori.

Pero no se puede hacer de cualquier forma.
Para que sea Montessori de verdad hay que presentar el material en bandejas y cestitas y los niños tienen que seguir unos pasos muy precisos.
Nada de ponerles las cosas de cualquier forma. Hay mucha precisión en lo que va a la derecha, en el centro o a la izquierda. Incluso instrucciones sobre lo que tenemos que decir y hacia qué cosas tenemos que dirigir nuestra mirada.
Y ellos tampoco pueden hacer las cosas de cualquier manera.
No se pueden meter las flores en la jarra como cada uno quiera, todo lleva su orden y su paso a paso.

Sí, ya sé lo que me vais a decir: Que cada una puede escribir en su blog sobre lo que quiera y que, si no me gusta, nadie me obliga a leerlo.
Y es verdad.
Pero, como escribía al principio, mi intención de hoy era pensar en voz alta.

Y para terminar, este breve texto para leer y reflexionar: No se llama Montessori, se llama sentido común.






8 comentarios:

  1. Hola Maribel
    No puedo estar más identificada contigo. Te voy a contar una anécdota respecto a ésto. Estas Navidades fuimos a comprar los regalos a una tienda waldorf. La señora me preguntó si mis hijos iban a una de estas escuelas al ver el tipo de productos que yo la pedía y le conté mi pasión por esta pedagogía a pesar de no poder pagar una escuela de estas a mis hijos. Ella me dijo que waldorf era una filosofía de vida y que se extendía a todos los ámbitos no solo a la escuela. Me dijo que la gente compra estos productos por moda y que no saben apenas nada de la esencia, que algunas personas se llevan el arco iris Grimm y después se quejan de que los niños no juegan y es que tienen la televisión puesta de fondo.
    Estuvimos muchísimo tiempo hablando y me habló de la moda de Montessori. Me dice la señora he visto un montón de blog con esto del Montessori y se inventan las cosas y la gente está como loca haciendo lo que ponen ahí. Dice: han inventado hasta palabras como "waldorfssori" ¿pero esto qué es?, no tienen ni idea y ahora está de moda que cualquiera se hace un cursito de Montessori y después se va recorriendo España los fines de semana vendiendo un minicurso a los padres etc
    La señora estaba molesta y no me extraña. Tuve una charla muy agradable con ella y me enseñó el curriculum de lo que hacen los niños (por curso) en la actividad de tejer. Salí muy satisfecha de haber compartido un tiempo con una persona que llevaba 30 años en contacto con una pedagogía y que sabía de lo que hablaba.
    Yo también estoy saturada y he dejado de seguir este tipo de blogs. Cuando quiero información me voy a los textos originales o a maestros de verdad, paso de todo lo demás.
    Un beso grande, Maribel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿¿¡¡¡Waldorfssori!!!?? jua, jua, jua. Esto es lo más.
      Pues tiene razón la buena señora. Nos apuntamos a cualquier moda, cada una en la línea que sea, y vamos repitiendo como loros frases y actividades sin pararnos a tener criterio propio.
      Yo he leído de todo, cosas que me han hecho alucinar. Tampoco he mencionado todo lo que he visto porque mi intención no era señalar a nadie con el dedo. Pero recuerdo bien aquella entrada tuya sobre el frasco de las emociones.
      Un beso.

      Eliminar
  2. jajaja, Cómo me he reído con esta entrada.
    Tienes mucha razón. Pero yo no lo diría solo de montessori, se podría aplicar a muchos otros métodos. El método Waldorf también tiene un poco esto, incluso Charlotte Mason, o las Educajas, los bits de Doman y muchos otros, con instrucciones claras de esto y esto hay que hacerlo así y asá. Todo métodos que si no lo haces "al pie de la letra".... Lo haces MAL.
    ¿Pero qué pasa? Tu niño no saldrá nunca perfecto.
    Entonces va genial, porque la culpa es tuya!!! No has hecho bien Montessori, ni Doman!! no has hecho bien el método no sé qué y allá te quedas con tu culpa.
    De verdad Maribel, yo me esperaba que al menos tú hubieras tenido el baño Montessori perfecto como es debedo XD. Si el niño protesta hoy, echale la culpa al baño!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira, intenté tener un baño Montessori después del verano y al lado de la ducha puse un colgador para la toalla del peque, a media altura, para que le quedase a mano. ¿Esto es Montessori, no? Pero como era de ventosa y comprado en los chinos, pues no duró nada. ¡Claro, si lo hubiese comprado en una tienda Montessori me habría durado más! je, je. Culpa mía por no seguir las instrucciones.
      Es verdad que pasa también con otras pedagogías, pero me da la impresión de que Montessori está mucho más de moda que las otras.
      Con lo fácil que es coger de cada una de ellas aquello que nos sirva y adaptarlo a nuestra familia sin complicarnos tanto la vida ni hacer las cosas de una manera tan rígida.

      Eliminar
  3. No puedo estar mas de acuerdo contigo.... Ultimamente parece que todo lo q no suena a Montessori o Waldorf esta mal o no vale la pena... Y tampoco es eso. Gracias por pensar en alto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobretodo cuando se entienden de una forma tan estricta. Y además hacernos creer que cualquier cosa respetuosa que hagamos con los niños se llama Montessori. He leído incluso sobre alimentación Montessori.

      Eliminar
  4. Me encanta tu reflexión en alto. No puedo estar más de acuerdo contigo. La verdad que es aplicable, como ya te han escrito, a otras metodologías o pedagogías pero se lleva la palma la Montessori por lo masivo que últimamente se lee. A mí me encanta desde que la descubrí y hemos hecho muchas cosas y seguiremos pero a nuestro modo. Nada es exacto al 100 x 100 de nada. Cada familia, cada niño, cada educador, los recursos que disponemos...todo es distinto y lo que a uno le va bien a otro no o viceversa, así que nosotros nos quedamos con lo que nos gusta o nos vale. Quien dice Montessori, dice Waldorf, Doman u otras...y así seguiremos. Tomaremos lo que nos vale, compraremos lo que podamos o queramos, fabricaremos otro tanto y así seguiremos, cogiendo de aquí y de allá y adaptándolo a nosotros.
    Todas esas metodologías están genial pero también debería ser más asequible en todos los aspectos, tanto cursos, como colegios, como materiales para que así más niños o adultos puedan aprender de ella. No todos tenemos a mano recursos para ir a un colegio así o adquirir material preciso. Nosotros hemos fabricado muchos y adquirimos otros similares con precios de risa y nos va genial para seguir aprendiendo jugando. Siempre que alguien me habla de Montessori o leo algo o encuentro recursos viene a mi mente los cilindros que fabricasteis con tubos de papel...me encantaron y me seguirán encantando.
    Gracias por tus pensamientos en alto ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fíjate nuestros cilindros, jeje... con tubos de cartón del papel higiénico.
      Sin duda el material original es de muchísima mejor calidad, pero no podemos comprar tantas cosas a esos precios. Así es que seleccionamos mucho y lo que puedo lo hago casero.
      Sobretodo mi reflexión iba por esa tendencia que veo últimamente a hacernos creer que todo es Montessori. Estos días, mismamente, he visto en algún sitio cómo enseñar a los niños a vestirse siguiendo el método Montessori... No sé, me parece ya demasiado.

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario!