NUESTRA EXPERIENCIA EDUCANDO Y APRENDIENDO EN FAMILIA

16 de noviembre de 2016

Está lloviendo en la cocina


Nos gustan los experimentos.
Pero muchas veces no es necesario preparar nada especial, sólo observar lo que ocurre a nuestro lado, incluso en las tareas más cotidianas.
Cuando cocinamos al vapor es una buena ocasión para que los niños vean y comprendan cómo ocurre el ciclo del agua.
Yo había tapado el recipiente con plástico de cocina y cuando comenzó a subir el vapor, el plástico fue empañándose y se acumuló una especie de humo. Se estaba formando una nube.
Como yo bajé el fuego (y creo que había algún hueco en que el plástico no estaba bien sujeto), la temperatura bajó un poco y empezaron a aparecer gotas de agua. ¡Estaba lloviendo!



2 comentarios:

  1. En casa también se dio un día esta circunstancia y se lo estuve explicando. Me dice la melliza "pues yo siempre me pensé que la lluvia eran los ángeles jugando con un pulverizador de agua" ¡Me hizo una gracia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué graciosa tu niña, jeje.
      Ya sabes que a mí me gustan tanto esos razonamientos de los peques.

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario!