NUESTRA EXPERIENCIA EDUCANDO Y APRENDIENDO EN FAMILIA

8 de octubre de 2016

Sus pasiones y sus aprendizajes


Supongo que como todos los niños, mi hijo tiene temporadas en las que algún tema capta completamente su interés.
En su caso esto ocurre de una forma muy intensa.

Casi se podría decir que se vuelve un "experto" en el tema.
Busca en internet fotos y vídeos con tutoriales sobre cosas sorprendentes relacionadas con la cuestión que sea.
Analiza sus búsquedas al detalle, fijándose en cosas que me sorprende que pueda haber visto.
Sí, el mismo niño distraído...
A veces coge su cuaderno y copia frases o dibuja cosas que le llaman la atención. Otras veces simplemente retiene en su cabeza, memoriza, saca conclusiones...

Nunca he intentado parar eso.
Me emociona ver su entusiasmo por aprender.
No sé si sus temas serán muy comunes, pero para él se vuelven de lo más importante.

Una de sus pasiones (que continúa hoy, aunque de una forma mucho más relajada) fue el billar.
Se dedicó a ver vídeos de trucos y jugadas "imposibles", a conocer diferentes formas de jugar, incluso a buscar información sobre la fabricación y venta de mesas, bolas y demás accesorios.
Todo esto lo buscaba él solo y retenía información de una manera increíble.
Fue feliz cuando consiguió que le comprásemos su mini pool (una mesa de billar pequeña que ponemos sobre la mesa de centro del salón). Entonces se puso a recrear escenas que había visto en los vídeos y la imitación era perfecta, sin tenerlo a la vista, cada cosa y cada jugada estaba reproducida al milímetro.
Comenzó a intentar trucos, a calcular ángulos y trayectorias y a mejorar mucho sus tiradas.

Otra de sus pasiones han sido los móviles, tablets, etc.
Ha visto tutoriales de todo tipo, incluso de programación o soluciones de problemas técnicos (básicamente en castellano, pero si se terciaba se los veía en inglés o en el idioma que fuera).
Llegó a conocer marcas, modelos y las diferencias entre ellos. Diferencias de prestaciones, de servicios e incluso de cosas tan insignificantes como que tal cosa aparece de un color en un modelo y del mismo color pero otro tono, en otro modelo.
Nos enseñó cosas de nuestros móviles que ni sabíamos que existían.
Cuando estaba todavía muy interesado en ese tema, cayó en la cuenta de que cambiando el idioma de su tablet podía aprender cómo se decía cada servicio, aplicación, herramienta, etc. en montones de idiomas diferentes.
Así pasó días con el polaco, el portugués... no sé si llegó a pasar por todos. De aquí viene lo del italiano que comenté en esta entrada.

Ahora está empezando a interesarse por las marcas de coches. Aunque en los días que pasamos en España vio bastante tele y, que nadie me pregunte por qué, los anuncios de las compañías de seguros le están haciendo la competencia a eso de los coches.

Normalmente no me gusta contar cosas muy privadas sobre él, pero realmente me encanta ver sus ansias de aprender cuando algo le interesa de verdad.
Y, por otro lado, me he dado cuenta de la importancia de dejar y apoyar a los niños con sus propios intereses, por raros o absurdos que le parezcan a alguien, porque los aprendizajes pueden ser muchísimos.




6 comentarios:

  1. qué te voy a decir. Es la mejor manera de aprender!! y la mejor manera de dejarles que aprendan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay más que comparar el empeño que ponen y el tiempo que voluntariamente dedican, en comparación con las tareas más dirigidas.

      Eliminar
  2. Maribel estoy totalmente de acuerdo contigo, que por otro lado yo veo muy normal todo cuanto cuentas,me parece estupendo que cualquier niño tenga "pasiones"propias que le interesen y le hagan buscar informaciön y adentrarse por propia iniciativa en el tema.
    No soporto las etiquetas, asì que quien dijo que tu niño fuera distraído es un ignorante. Actualmente la capacidad de abstracciön es muy valorada por los entendidos y no todo el mundo tiene esa capacidad tan valiosa. Lo que sucede es que imagino que él no prestaba atención porque no le interesaba, pero esto es así, solemos prestar atención a las cosas que más nos interesan.
    Por norma general a todo lo que la mayoría de la gente dice que es "raro" para mì suele ser muy valioso, es mås no me gusta la palabra raro o friki ,usadas del modo despectivo como la suelo escuchar, casi nunca suelo emplearla y le explicó a mis hijos que hay cosas poco habituales para unos y para otros no, solo hay que tener la mente abierta porque nos sorprendería que nos gustase a nosotros también, sea practicar un deporte desconocido o comidas, lo que sea.
    Los aprendizajes adyacentes a todas estas inquietudes de tu niño son amplias y variadas. Por ejemplo te puedo contar que leí sobre una campeona mundial de billar que ella detestaba las mates, la física y las ciencias en general porque no le gustaba cómo se las enseñaron en el colegio, pero cuando fue mayor y muy adentrada en la competición ,su preparación para ser mejor y más eficaz en el billar le explicaban todas las mates y la física que contiene: ángulos,velocidad,inclinación para efecto de la bola y dice que así aprendiö mucho más y comenzó a gustarle viendo la utilidad de estas materias.
    No hay que cortar ninguna de esas inquietudes ni iniciativas sino que hay que alentarlas y apoyarlas. Con frecuencia veo a padres que colocan a sus hijos en extra escolares porque van amigos o estå de moda, sin valorar la opción más importante que es que le guste a su hijo, así que he oìdo a muchos chicos decir que van a clases de música o pintura sin gustarles.
    Me solidarizo contigo pues por aquì nos pasa parecido. El mayor puede pasar horas estudiando vídeos, revistas,bibliografía de ajedrez, es su pasiön y no le importa hechar las horas que sean, ya era así desde los 8-9años, ahora se mete unas verdaderas palizas de viaje por ello, pero es que disfruta,es muy feliz y no le importa levantarse a las 5-6 de la madrugada. El mes pasado 15 días en Galicia en un torneo internacional, y todos los findes es viajando a Bilbao, Valladolid, Navarra, Asturias, no para , pero él se organiza muy bien y es muy cumplidor. El peque también va por intereses pero la tomó con aprender a bailar break dance y se ve vídeos de eso,jaja, y a mí me encanta porque yo he bailado siempre desde chiquitita y sigo haciéndolo.
    Ay!!, lo de las marcas de los coches es un vicio!!!jaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi niño se distrae en muchas de sus tareas, justamente las que no son elegidas por él, pero no quiere decir que en esos momentos no esté pensando en nada. Lo que hace es pensar en otras cosas que le interesan más.
      Está genial que esos intereses acaben en una afición más duradera, como la detu hijo, pero en cualquier caso sé que está aprendiendo mucho. Incluso aunque a los pocos meses pase a otra cosa y no se acuerde más de la primera, lo que aprendió ahí queda.
      Yo, en el tema de las extraescolares, veo que muchas veces falta variedad. Se ofrecen los mismos temas de siempre, a poca gente se le ocurre montar algo nuevo. Parece que todos los niños tienen que jugar al fútbol o hacer kárate.

      Eliminar
  3. Cada niño tiene sus intereses, no tienen por qué ser los que marcan los curriculum. Yo soy partidaria de dejar hacer a los críos y que aprendan de cualquier cosa sobre la que ellos tenga interés. Sin emoción no existe el aprendizaje, entonces las cosas que mejor aprenderán serán esas en las que ellos estén verdaderamente interesados, por muy extrañas que a nosotros puedan parecernos debemos dejarles con sus intereses.
    ¡Un beso familia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Además son intereses que casi siempre les van a permitir aprender sobre muchas materias diferentes, al contrario que las típicas asignaturas separadas del colegio.
      Yo creo que no hay que limitarles en esto.
      Un beso.

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario!