NUESTRA EXPERIENCIA EDUCANDO Y APRENDIENDO EN FAMILIA

23 de octubre de 2016

Otras formas de usar las tarjetas de Paint and Learn

Las madres que preparamos material imprimible para las actividades de nuestros hijos sabemos la cantidad de tiempo y trabajo que se emplea a veces para ello.
Por eso se agradece cuando encuentras cosas ya preparadas, listas para imprimir.
Y cuantas más utilidades se le puede dar, mucho mejor porque así se puede aprovechar durante más tiempo.

Hoy quiero enseñaros las tarjetas de Paint & Learn (el nuevo proyecto de Isabelle).
El concepto es que los niños coloreen los diferentes ideogramas y que después se usen en forma de flashcards o se tengan visibles en lugares comunes del aula o la casa para ayudar a su memorización.

A mi hijo no le gusta demasiado colorear y yo no tengo mucho tiempo libre estos días, así es que espero que Isabelle me perdone por haberme tomado la libertad de imprimirlas en folios de colores en vez de pintarlas.


Como B ya tiene memorizadas las tablas, voy a dar otras ideas para usarlas y así sacar más beneficio todavía:

Una tabla completa ordenada de forma aleatoria le sirve como repaso antes de comenzar el juego de liberar a los diez monos.

Usadas junto con las regletas, comprobamos la propiedad conmutativa de la multiplicación.

Encima de la cama también se puede aprender

Seguimos con las regletas y buscamos productos con el mismo resultado. Se puede comparar de varias maneras.


Podemos continuar subiendo pisos en la torre de la izquierda (foto anterior) para obtener superficies iguales con otras regletas y pedir a los niños que busquen la tarjeta correspondiente. En el ejemplo de la foto faltaría buscar la tarjeta 2x6.

Como alternativa a escribir y para dar más variedad a las actividades (sobretodo para niños que aprenden haciendo y tocando), podemos resolver ejercicios como el de la siguiente foto.
En el libro de matemáticas nos dan varias situaciones y hay que averiguar las multiplicaciones que las representan. Mucho menos aburrido si en vez de escribir les dejamos elegir la tarjeta correcta.


Y además podemos inventar juegos de mesa con ellas.
Doblamos el resultado para que no se vea. Por turnos, cada jugador tiene que resolver la tarjeta que le toque, pero hay un tiempo límite. Si lo consigue, se queda con la tarjeta. Si no lo consigue, pasa el turno al siguiente jugador.
Gana el juego el niño (o adulto) que más tarjetas acumule.


¿Se os ocurren más ideas?



4 comentarios:

  1. Excelente, Maribel, ni había pensado yo en tantos usos. Y se puede hacer lo mismo con las tablas de sumas también para los niños más jóvenes. Gracias ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo mejor para que puedan usarse durante mucho tiempo.
      Con culaquiera de matemáticas se pueden hacer cosas parecidas según la edad de cada niño.
      Un beso

      Eliminar
  2. Yo también me he hecho fan de Paint and Learn!!! Está genial. A ver qué suco le sacamos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me estoy aficionando a las tarjetas de todo tipo.
      Es un material al que se le pueden sacar muchos usos.

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario!