NUESTRA EXPERIENCIA EDUCANDO Y APRENDIENDO EN FAMILIA

1 de junio de 2016

Aprendizaje significativo: Manejo de monedas (un ejemplo)

Dinero plastificado que usamos en algunas actividades

Esto que voy a contar es sólo un ejemplo de lo que quiero decir.
El colegio al que iba mi hijo el año pasado tenía la mitad de la jornada en francés. Para el "área de francés" se seguía el modelo de Francia, con libros de texto y el programa escolar de allí.
Por eso, uno de los temas en matemáticas fue el manejo del euro.
Para nosotros no hubo problema porque mi hijo está acostumbrado a usar ambas monedas: dirhams y euros.
Pero para los otros niños... Yo me pregunto qué sentido tiene que unos niños aprendan a manejar una moneda que ninguno conoce y la mayoría de ellos no la verán jamás.

¿Por qué hay que hacer las cosas como si fuéramos robots programados que no piensan por sí mismos?
Se sigue el programa escolar de otro país al pie de la letra y nadie se plantea saltarse los temas que no vengan al caso o hacer las adaptaciones necesarias.
Las madres que acompañamos el aprendizaje de nuestros hijos desde casa lo hacemos con frecuencia, con muchos menos medios además. Adaptamos para nuestros hijos las actividades y los materiales. Vemos una actividad y la reproducimos cambiando lo que haga falta, aunque implique más trabajo para nosotras, con tal de hacerla significativa para nuestros niños.

Me podréis decir que da igual porque el funcionamiento de las monedas es similar para todas: todas tienen billetes y monedas, todas tienen piezas de céntimos y la moneda completa y en todas ellas 100 céntimos equivalen a una unidad de la moneda que sea.
Pero no es lo mismo.
En un sentido práctico, no se usan igual porque no tienen el mismo valor. Yo no puedo comprar las mismas cosas con 1 dirham que con 1 euro.
En sentido abstracto pueden ser iguales, pero en la práctica no. Y nosotras ya sabemos que las matemáticas primero tienen que ser concretas y luego abstractas para poderlas comprender bien.

Pero además el aprendizaje está conectado con las emociones y aprendemos mejor aquello que nos importa, lo que tiene un significado para nosotros y sentimos que nos sirve para algo.

He puesto este ejemplo, real y claramente absurdo. Pero podríamos incluir aquí muchas cosas que a nuestros hijos les presentan para que aprendan y que para ellos son ajenas, ni tienen sentido ni son útiles ni significan nada.
Es un gusto ver cómo fluye el aprendizaje cuando los niños se sienten involucrados en lo que aprenden. Seguro que es más trabajo hacer todas esas adaptaciones, pero sin duda merece la pena.



7 comentarios:

  1. Voy a seguir estos ejemplos, porque a una de mis hijas le ha costado un poco aprender esto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para aprender bien el manejo de monedas, lo primero es trabajar con las monedas que cada familia usa en la vida real. Es absurdo aprender con las monedas de otro país.
      Después yo te diriía que lo mejor es aprender en las situaciones reales, dejarles que paguen en la tienda, que calculen en casa cuánto vale cada cosa que queremos comprar y cuál será el precio total, etc.
      También a los niños les suele gustar jugar a las tiendas y es un juego que ayuda mucho. Si además lo adaptas a un tema que a tu hija le guste especielmente, seguro que el resultado será mejor.
      No sé si viste el rincón que Mayte preparó en su casa:
      http://ungirasolflorece.blogspot.com/2016/05/rincones-de-aprendizaje-manejo-del-euro.html

      Eliminar
  2. Bueno, es lo de siempre. Es más fácil seguir el libro que no cambiar las cosas.....
    Sinceramente hay tantas cosas sin sentido que se aprenden en el colegio. Aun tengo pesadillas con la subordinada adjetival.......

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. ¿Con qué?... jejejeje
      Es que hay muchas cosas desconectadas de la vida real, pero que con un poco de esfuerzo se podrían presentar de una forma que los niños las sientan como propias.
      En el ejemplo que he contado, ¿tanto cuesta montar unas actividades con dinero del país, el que los niños ven en su vida real?

      Eliminar
  3. Yo también lo encuentro un poco sin sentido, la verdad. Pero es cierto que cuesta un esfuerzo adecuar los contenidos, es más fácil seguir el programa y no plantearse nada.
    Las profesoras de mis mellizos se saltan sin problema alguna cosa que no encuentran conveniente (en este caso por ser contenidos muy adelantados a su edad) Por ejemplo el reloj, han considerado que en primero de primaria es complicado comprender, han decidido que lo explicarán el próximo curso.
    Bueno, tu al menos puedes ofrecer a tu hijo los aprendizajes de la forma más conveniente.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, a mí también me ha supuesto saltarme algún tema y montar actividades propias con otros. No nos limitamos a seguir los libros de texto, hacemos más.
      Un beso

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario!