NUESTRA EXPERIENCIA EDUCANDO Y APRENDIENDO EN FAMILIA

28 de septiembre de 2015

Las actividades más vistosas no siempre son las más adecuadas

Fuente

No sabía muy bien cómo titular esta entrada que ha surgido de mis pensamientos estos días que estamos estudiando el aparato locomotor y que me han hecho replantearme algunas cosas.
Mi idea inicial sobre los temas de Ciencias Naturales era hacer un lapbook sobre cada unidad didáctica y un experimento relacionado. Pero a la hora de aplicarlo le he dado muchas vueltas a la idea de si las actividades más llamativas o creativas sirven siempre para afianzar conocimientos o si en algunas ocasiones estamos perdiendo el tiempo gastando un tiempo excesivo que aporta poco.

Me encantan los lapbook. Creo que son prácticos, motivadores, dinámicos... y más; pero...
En este tema trabajamos sobre un libro de texto con actividades, si mi hijo hubiera mostrado un interés especial por el aparato locomotor (que no ha sido así) y hubiera querido ampliar información, el lapbook habría sido perfecto.
Si él pregunta por algo de forma espontánea y nos ponemos a buscar información por aquí y por allá, un lapbook es ideal para recoger todo lo interesante (como cuando hicimos el de la electricidad).
Pero en este caso me encontré con un posible lapbook que iba a ser una copia de lo que ya había hecho en su libro de texto. Sí, hubiera podido ponerlo más colorido, con desplegables, etc. pero hubiera seguido siendo una simple copia.
Así es que al final decidí diseñar unas hojas de actividades entretenidas y variadas que a él le sirven para repasar y pasar un buen rato y a mí para saber qué cosas ha aprendido y sobre cuáles hay que seguir trabajando un poco más.

Algo parecido me pasó con la parte práctica.
Me pareció chulísimo hacer la mano articulada o mano que se mueve (se puede encontrar fácilmente en internet; es una mano de goma eva con trozos de pajitas en los dedos y unos cordones que pasan por el interior y que luego tiras de ellos y los dedos se mueven).
Probé un día a hacer un dedo articulado para ver si la manualidad se nos daba bien y lo que pasó es que el dedo lo hice yo. Él puso un poco de celo en un par de sitios, pero básicamente el dedo lo hice yo. Le hizo mucha gracia el primer día y estuvo mucho tiempo tirando del cordón, el segundo día lo cogió alguna vez y después quedó olvidado.
Moraleja: Los experimentos son geniales si los niños son los protagonistas (aunque nosotras ayudemos en momentos puntuales), pero si no participan creo igualmente que estamos perdiendo el tiempo.
Ya contaré los materiales que hemos usado finalmente para estudiar este tema.

Resumiendo, nos encantan las actividades chulas, vistosas, coloridas... y las haremos cuando sean adecuadas. Pero cuando vea que no aportan nada a lo que ya hemos trabajado, entonces pensaré en cosas más sencillas y más de andar por casa.

8 comentarios:

  1. es cierto, a veces lo màs sencillo aporta muchas màs horas de diversiôn que hacer cosas hiper complicadas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que a veces no compensa el tiempo empleado o incluso el material gastado.
      Ocurre que buscamos algunas veces la actividad más original sin pararnos a pensar antes que aprendizaje nos va a dar y si realmente les interesa a los niños o sólo es que nos ha gustado a nosotras.

      Eliminar
  2. Tienes toda la razón ,puede haber cada artilugio que no sirve para nada ,sin embargo una puede encontrar algo que se adapte más a a sus gustos e intereses . A mí me pasa mucho,pero bueno ,uno aprende a escoger lo que mejor le va.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobretodo pensar en los niños y cómo ellos van a participar; y sobretodo si les va a gustar a ellos o a nosotras...
      Cuando empecé a organizar mentalmente cómo iba a ser este lapbook (que seguiremos haciendo otros, seguro) me di cuenta de que íbamos a copiar lo que él ya había hecho sobre su libro de texto. ¿Y qué sentido tiene hacer lo mismo dos veces?

      Eliminar
  3. Assalamu alaiki,
    Pues sí, a mi me ha pasado bastantes veces hihi...sobre la marcha aprendemos también a cómo enseñar o ofrecer los conocimientos...
    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ua aleikum assalam.
      Y sobretodo a pensar en ellos/as antes que en nosotras. Muchas veces vamos acumulando en nuestro bloc de notas actividades bonitas que hemos visto en algún sitio, y eso está bien, pero hay que saber cuándo vienen al caso y cuándo no.
      Besos

      Eliminar
  4. Amen ;). Es lo que pasa con muchas actividades modernas y chulas...... muy bonito, pero los niños mismos no han hecho nada. Con los lapbooks me pasaba algo similar. Los lapbooks prehechos pueden estar bien, pero si es solo corta pega, no sirven para nada. Nosotros hicimos muchos lapbooks de autoconstrucción y la letra torcida del niño o su dibujo sencillito no es ve tan "bonito", pero al menos lo habían hecho ellos.
    Se trata de buscar un equilibrio y lo que sobra.... fuera y a por otra cosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es.
      Se trata de encontrar las actividades que a ellos les gustan y se sienten cómodos. No importa si nosotras tenemos que ayudar en algunos momentos, pero sobretodo que esté básicamente hecho por ellos, aunque sea con tachones por haberse equivocado o, como dices, con letra torcida.
      Me ha pasado hace poco estar ayudándole en una tarea... o yo creía que estaba ayudando... y él tirado en el sofá mirando al techo... Cuando eso pasa algo estamos haciendo mal.

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario!