NUESTRA EXPERIENCIA EDUCANDO Y APRENDIENDO EN FAMILIA

15 de julio de 2015

Mudd: Las manos como unidad de medida


La entrada de hoy es una mezcla de religión, un poquito de cultura general y matemáticas; y es que las matemáticas están en todas partes.

Queda ya muy poco para que nos confirmen el avistamiento de la luna, el momento que marcará el inicio de Shawwal, el nuevo mes lunar, y por tanto el final de Ramadan (hasta casi el último momento no sabremos si este año será un mes de 29 o 30 días).
El día 1 de Shawwal es muy especial para nosotros porque celebramos una de nuestras fiestas más importantes: el Aid al-Fitr (la fiesta de final de Ramadan).
Pero hoy quiero escribir sobre algo que va a tener lugar estos días y que vivimos en familia con nuestro hijo porque queremos que se implique desde pequeño en nuestros acontecimientos más importantes: la entrega del Zakat al-Fitr.

El Zakat al-Fitr es una obligación para todo musulmán que económicamente se lo pueda permitir y consiste en dar un Saa de alimento por cada miembro de la familia a alguien en situación de pobreza (existe otro Zakat, general, del que espero poder escribir en su momento porque es algo muy, muy importante).

¿Qué es un Saa de alimento?
Antiguamente, existía entre los árabes una medida llamada Mudd que consistía en la cantidad (de granos, frutos secos, etc.) que se podía coger con ambas manos, similar a la foto del inicio pero llenando las manos.
Esta unidad de medida se usó en España en la Edad Media, procedente de los musulmanes españoles de la época, que la tomaron de los árabes. Su nombre derivó en Almud, palabra que podemos encontrar aun en el diccionario.
El Mudd no es una medida de peso, sino de volumen. Y el Saa equivale a cuatro Mudd.
Los primeros musulmanes solían dar trigo, cebada o dátiles como Zakat al-Fitr, pero es válido dar cualquier tipo de alimento que sea común en el lugar donde cada uno vive. Lo típico aquí es dar harina porque todavía hay muchas mujeres que hornean el pan en casa, además de hacer tortas, bollos y dulces tradicionales.
Pero cuando vamos a la tienda a comprar harina encontramos que la venden por kilos y no por Mudd... ¿qué hacemos entonces?

Conversión de unidades de medida
La primera parte la ha hecho mi hijo: Si somos tres en la familia, tenemos que dar 3 Saa de alimento. Y si cada Saa equivale a 4 Mudd, entonces 4+4+4 son 12.
Ahora podríamos hacerlo muy fácil, cogiendo un doble puñado de harina y pesándolo para calcular los kilos totales.
Pero conocemos un dato interesante: Las personas de la época usaban un utensilio estandarizado para medir los Mudd y evitar así que las personas con manos más pequeñas diesen menos cantidad y al contrario. Este utensilio era un envase con una capacidad equivalente a 750 ml.
Tenemos entonces que multiplicar 750 por 4 para ver que un Saa es igual a 3 litros. Y como somos 3 personas, tenemos que entregar 9 litros de harina en total.
Vamos a pasar todo esto a kilos o gramos.
Para medir volumen sólo tengo en casa una jarrita de medio litro y comprobamos que 500 ml de harina pesan 321 gramos. En 9 litros hay que multiplicar esto por 18, y nos da un peso de 5778 gramos.
Ahora ya sí podemos ir a la tienda a comprar. Redondearemos por arriba hasta llegar a una cantidad más apropiada para decirle al tendero, sabiendo cuál es exactamente el Zakat al-Fitr (ayuda obligatoria) y que todo lo que demos de más es sádaqa (ayuda voluntaria).

¿Os animáis a investigar más sobre unidades de medida antiguas y hacer las conversiones?

Para las familias musulmanas que me lean, ¡Mabruk al-Aid! (feliz fiesta).

4 comentarios:

  1. ¡Qué interesante todo esto que cuentas!. Me ha gustado muchísimo.
    Se lo daré a leer a mi hijo mayor que le gusta la historia y las matemáticas y esto tiene de los dos. Con frecuencia le hablo de las unidades de medida que se usan en América que son distintas como acre,millas, libras etc.
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Investigar sobre estas cosas es aprender también sobre nuestras tradiciones e incluso el modo de vida de nuestros abuelos, ya que no hace tanto tiempo que se usaban algunas de estas unidades de medida. Yo todavía recuerdo el celemín que había en casa de los abuelos.
      Me alegro de que te haya gustado.
      Besos

      Eliminar
  2. ¡Qué curioso todo lo que cuentas!
    Con la medida de las manos me has recordado algo de cuando trabajaba en una tienda de ropa. Cuando venían las africanas a comprar se medían la ropa poniéndola alrededor del cuello ¡No sé como lo hacían el caso es que no erraban con la talla!
    También sé que un calcetin se puede medir poniendo la parte del pie alrededor del puño cerrado y tampoco te equivocas con el tamaño.

    ResponderEliminar
  3. Mi marido también mide la talla del pantalón poniéndolo alrededor del cuello.
    Me gusta mucho contar estas cosas, igual que leer otras curiosudades del mismo tipo, porque siempre nos sirve para aprender mucho más de otras tradiciones.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario!