NUESTRA EXPERIENCIA EDUCANDO Y APRENDIENDO EN FAMILIA

10 de abril de 2016

Acoso. ¿Qué pasa con los niños que se comportan de una forma diferente?


Como cualquier madre normal, me duele el sufrimiento de mi hijo, de todos los niños en realidad.
Y me espanta saber que en ocasiones el causante del daño es otro niño.
Se habla mucho sobre que los niños actúan por imitación, que si tienen un comportamiento agresivo es porque lo han vivido o lo han visto muy cerca, que los niños respetados y amados se comportarán también con respeto y amor hacia los demás.
Yo no sé si esto es así o no, no sé si basta sólo con querer y respetar a tu hijo. Por eso le insisto al mío cada vez que sale el tema, que nunca debe burlarse de los demás, que tiene que imaginar cómo se sienten los otros, que debe respetar siempre. 
No quisiera nunca que mi hijo fuese acosado o atacado, tampoco quisiera que fuese acosador.

El rechazo hacia el diferente es, tristemente, algo frecuente. Y diferente puede ser algo tan simple como comportarse de otra forma, aprender de otra manera o no hacer las cosas como las hace la mayoría.
En un grupo de muchas personas pueden ocurrir cosas muy pecualiares, como los que actúan y los que lo permiten.
Cuando el rechazo o el acoso se da en un aula escolar, permitido o incluso alentado por los adultos que allí están... Cuando el rechazo se extiende fuera del aula, permitido o incluso alentado por padres y madres... Entonces la cosa es muy grave.

Cuando leí la historia del niño invisible, un pequeño de 4 o 5 años al que sus compañeros y maestra ignoran por iniciativa de esta última, no me lo podía creer... ¡Una maestra incitando a los niños al maltrato psicológico!
Pero es que esta noche he llorado leyendo sobre Adrián (y otros casos en la misma página).
Me pregunto qué cosas menos graves ocurren antes de llegar a estas otras y que podrían ser una señal de alarma para evitar ir a más.
Aunque esas otras a las que he llamado menos graves también las considero gravísimas.

Me diréis que no es lo habitual, que son casos extremos y ocasionales y que normalmente, a la mayoría no le ocurren estas cosas.
Aunque hay ataques más sutiles que sí son bastante frecuentes y los aceptamos como normales.
Mientras nos parezca normal que los niños se agredan, que unos se burlen de otros, que haya unos pocos que son el objetivo constante de las ofensas y ataques de los demás... Mientras nos parezca que no es para tanto que una maestra pueda ridiculizar a un niño en público o descalificarle con comentarios ofensivos que dañan su autoestima... Nada cambiará si nos conformamos.





6 comentarios:

  1. Uf, pasa más de lo que te imaginas. A veces por parte de profesores, a veces por parte de los padres.
    Cuando mi hijo mayor aun estaba en el colegio, en tercero de primaria les llegó un niño nuevo rechazado de otros colegios. El niño tenía TDAH e hizo que mi hijo mayor pasó de ser el más movido de la clase a ser el segundo más movido de la clase ;(.
    Un día hubo una fiesta de cumpleaños de una niña y fueron invitados todos los niños de la clase menos este niño y mi hijo. La explicación de la madre era que no podía invitar al otro niño porque se portaba muy mal, y como era de mala educación invitar a todos menos uno, decidió de invitar a todos menos dos: el niño en cuestión y el mío (que era el segundo más movido.....). Mi hijo salió llorando del cole porque no podía ir a la fiesta que iban todos y allí estaba la madre. Me acerqué y le dije delante de mi hijo: perdón (su nombre), ¿Le podrías explicar a (nombre de mi hijo) porqué no puede ir a la fiesta? Porque él no lo entiende y yo tampoco.
    Se quedó de piedra pero no cambio su postura, fue más adelante que me lo explicó como disculpando que era de mala educación invitar a todos menos uno y que por esto invitó a todos menos dos. Yo me quedé aún más a cuadros realizándome de que esta señora realmente se creía que aquello podía ser una buena razón y ya de "buena educación".

    Otro día invité al niño movido a mi casa a pasar el domingo y al día siguiente una profesora me preguntó en broma si seguíamos vivos y yo no le vi la broma a la pregunta..... Sí que me acuerdo de la alegría de la madre del niño cuando me dijo que era la primera vez que alguien le invitaba a su casa.
    Y esto pasa muchísimo en los colegios con niños movidos y diferentes. Luego nos sorprende que de adolescentes nos lo devuelven..........
    Yo hace mucho que ya no me creo que los niños movidos y complicados es porque lo ven en casa. Hay de todo y aunque es así que muchas veces pasa, no pasa siempre. No somos nadie para apuntar con el dedito acusador a unos padres con un niño complicado. Nunca sabremos la historia verdadera que pueda haber detrás.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el blog que enlazo sobre el TDAH estuve leyendo casos hasta que ya no pude más... Y varias cosas me llamaron la atención de todo lo que leí:
      - Que una buena parte de los niños movidos, con falta de atención, etc. sufren acoso por diferentes.
      - Que una buena parte de los actos de acoso cometidos por niños están consentidos o incluso alentados por adultos (maestros o padres)
      - Que muchos padres y madres dan un ejemplo penoso a sus hijos rechazando ellos mismos a ciertos niños y provocando que el acoso salga del colegio y llegue al parque, a las calles, etc.
      Lo del cumpleaños que cuentas es un ejemplo muy típico y es que me parece tristísimo que haya niños que tengan que decir que nunca nadie me invitó a su casa, que nadie quiere jugar conmigo o nunca he tenido ningún amigo.
      Lo que comentaba del ejemplo de los padres en casa es porque hay teorías que dicen que si tú tratas a tu hijo con respeto, él respetará a los demás. Pero luego ves que muchas veces detrás de los niños acosadores hay padres que sí les respetaban y les querían. Así es que no basta con querer mucho a nuestros hijos y quedarnos tranquilas de que sólo con eso van a respetar a los demás. Es un aspecto que hay que trabajar mucho desde casa.
      Da mucho miedo pensar en este riesgo del colegio, creo que estas cosas pasan mucho más de lo que nos enteramos.

      Eliminar
  2. En estos temas creo que hay muchos factores, por un lado si creo que los niños repiten cosas que ven en casa aunque otras muchas veces simplemente temen ser el rechazado y machacan a otro para marcar terreno y sentirse fuertes. Los adultos muchas veces no dan importancia a estas cosas.... el año pasado todos los niños de la clase menos mi hijo jugaban al futbol y por tanto todos esos niños se invitaban a su cumpleaños, al mío no... porque no iba a futbol, el carácter abierto y extrovertido de mi hijo hizo que aquello no le afectara y lo justificaba con un "somos amigos igual" pero mi hija no entendía por qué sus amigos con los que ella juega (no lo hace con niñas) no la invitaban. Este año afortunadamente las cosas han cambiado y todas han entendido que aunque mi hija sea una niña juega con sus hijos y por tanto es una más.
    Mi hija viene muchas veces diciendo que unas niñas de la clase (con 5 años) llaman gorda a otra o fea, yo le explico que eso no se hace porque todas las personas somos importantes y no hay nadie feo, pero a ella le sorprende mucho que se metan con esa niña por algo así, de esas dos niñas que critican a la otra por fea y gorda se que los padres de una están realmente enfadados con la actitud de su hija, pero los otros le restan importancia con aquello de "son cosas de niñas".
    En cuanto al "niño invisible" decirte que al final la madre lo cambió de colegio, nadie interpuso queja sobre la profesora, la madre no quería líos y el resto de padres por aquello de que "a ellos no les afecta" se lavan las manos.
    Al final el acoso es cosa de todos padres, escuela y cualquier otro colectivo que se relacione con los niños... pero seguimos sin darle realmente la importancia que tiene.
    NO hace mucho dos niñas de la clase bajaron los pantalones a mi hija, ella me decía que vaya ocurrencia más tonta con lo grandes que son (ellas de enero y mi hija de diciembre del mismo año) mi hija le restaba importancia a lo sucedido y yo no quise dársela porque ella no se la dio. A los cinco minutos de salir del cole me llamaron las dos madres de esas niñas para disculparse y para que sus hijas se disculparan, creo que hicieron buen trabajo con lo que les dijeran porque al siguiente día una tercera niña quiso bajarle los pantalones a la mía y las otras dos le dijeron que eso no se hacía nunca que había que respetar a los demás....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay una persona cercana que tiene un vídeo en su móvil, de esos vídeos "graciosos" que circulan por las redes... Mi hijo lo ha visto algunas veces, hay una canción de risa al mismo tiempo que se ve a una mujer muy gorda...
      Parece inofensivo para muchos, pero a mí me parece gravísimo reirse de la gente con este tipo de vídeos porque al final se acaba tomando como algo normal eso de reirse de los otros.
      Yo puedo entender que haya niños que no congenien cn otros, eso es normal, no todos tienen por qué ser amigos. Pero en la otra página que enlazo he leído casos de niños y niñas que no tienen amigos, ninguno. ¿Cómo es posible, por ejemplo, que una niña de 13 años nunca haya tenido una sola amiga? Me parece trsitísimo.
      Y si además lo unes a burlas e incluso agresiones, imagínate.
      Lo que cuentas de tu hija y cómo reaccionaros las madres de las otras niñas me parece muy positivo. Da tranquilidad saber que hay madres responsables.
      Besos

      Eliminar
  3. Mi opinión es que también en el caso de los niños acosadores hay que empatizar con el niño y averiguar las causas de su malestar para que haga eso.Nadie sabemos las historias que cada niño vive en su casa.
    Cuando los mellizos tenían 4 años hubo un problema con un niño que lanzaba cosas por los aires en clase y empujaba a otros niños. Una madre (entonces muy amiga mía con la que rompí relaciones), muy respetuosa ella con la crianza de su hijo hizo lo siguiente: escribió una carta a la directora (una carta con bastante malas artes por cierto) en la que decía que todas las madres estábamos de acuerdo en que ese niño lo sacaran de la clase de nuestros hijos porque les ponía en peligro y unas cuantas barbaridades más. Convenció a todas las madres para que firmaran y subieron a darle la carta a la directora. Ella contaba que yo también firmaría pero me negué. Le dije que en primer lugar era un colegio público donde todos los niños tenían derecho a estar y que yo confiaba plenamente en que la directora y los profesores resolverían la situación de la mejor manera posible. Algunas madres vinieron a preguntarme por qué no había firmado, les expliqué que si hubiera sido uno de mis hijos el que hubiera tenido ese comportamiento y todas las madres hubieran firmado a mis espaldas una carta como esa yo me hubiera sentido francamente mal y que por ese motivo no lo había hecho. Entonces algunas se recularon y cambiaron de opinión. La profesora que estaba entonces en esa clase no se hacía mucho con la situación pero ella solo era una suplente, al poco tiempo entró la titular que resolvió muy bien el problema y nunca más hubo un incidente.
    Yo opino que todos son víctimas, acosados y acosadores no podemos hacer invisibles a ninguno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias poe contarnos tu experiencia porque del comportamiento de las madres también se podrái hablar mucho.
      Yo creo que hay que tratar a los agresores y a las víctimas. Y a los primeros además por separado, ya que muchos de estos niños agreden para ser aceptados en un grupo, valorados por el líder, por presión o para no ser ellos mismos víctimas.
      Pero también creo que a todo hay que darle la importancia que tiene y no minimizarlo con el típico "son cosas de niños".
      Hay comportamientos generales como el que tú cuentas, pero otras veces hay niños individuales que son el objetivo del rechazo y acoso de los demás. Esto no se puede permitir porque el daño puede ser muy grande.

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario!