NUESTRA EXPERIENCIA EDUCANDO Y APRENDIENDO EN FAMILIA

3 de marzo de 2017

Cómo NO transformar un juego de agentes secretos en un juego de geografía


Ese que se ve en la foto es el juego Top Secret en versión española, nosotros lo tenemos en versión belga.

Hay cuatro equipos de ocho agentes secretos que tienen que ir consiguiendo maletas que están repartidas por las ciudades que forman el tablero de juego. El contenido de la maleta es secreto también y sólo se puede saber cuando llegan con ella a su base. Cuando dos agentes contrarios se cruzan en una ciudad, tienen que entrar en combate.

La temática del juego no me gustaba nada. Pero cuando vi las ciudades, tuve una idea para transformarlo.
Este es nuestro tablero de juego:


En esta entrada contaba que quería transformalo en un juego de geografía.
Se podía hacer de muchas maneras. Mi idea era usar estas banderas (e imprimir las que faltaran) con el nombre del país escrito detrás y así el juego consistiría en saber a qué país pertenecía cada ciudad en la que vas cayendo, elegir su bandera y quizá hasta preparar preguntas sobre cada país o ciudad: monumentos, personajes famosos, comidas típicas, cómo se dice alguna palabra en su idioma...

Pero cuando le conté el plan a mi hijo, se negó completamente a cambiar el juego.
Me dijo muy clarito que a él le gustaba así y que era así como quería jugar. Nada de cambios y nada de geografía.

Así es que no voy a perder tiempo y tinta en preparar algo que ya sé que no le va a gustar, por mucho que a mí me parezca una idea estupenda.
Tantas veces nos pasa que preparamos una actividad sin contar con ellos y luego nos decepcionamos cuando, después de tanto trabajo por nuestra parte, resulta que lo rechazan.
Es mucho más práctico preguntarles primero y escucharles después.

Así es que aquí dejo un registro de cómo NO voy a transformar el juego de agentes secretos en un juego de geografía. Quizá a otra familia le inspire la idea.



4 comentarios:

  1. ¡Pues claro! Ellos saben qué les gusta y qué no y debemos respetarlo. Hiciste muy bien en no hacer nada sin consultarle antes porque como bien dices hubieras gastado tiempo y tinta. Tu idea era muy buena pero su a tu niño le gusta tal y como está pues que lo disfrute así.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, es que luego vienen las decepciones cuando preparamos algo con mucho empeño y luego no les gusta. Y muchas veces es culpa nuestra.

      Eliminar
  2. Es increíble cómo los peques tienen tan claro lo que quieren y cómo lo quieren. La idea era fantástica, pero para ti...a él no le hacía nada de gracia. A mí también me ha pasado muchas veces con mi Jirafita..snif snif
    Fíjate que al ver las piezas de colores de este juego se me había ocurrido que podíais jugar también de esta forma
    http://jirafala.blogspot.com.es/2015/03/240-juego-casero-chinches.html
    lo mismo tampoco le gusta o tal vez sí. Por probar...
    Nosotros aún seguimos jugando de vez en cuando

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Vaya juego tan chulo que improvisaste!
      Nosotros, entre agentes secretos y maletas juntamos bastantes piezas de cada color.
      ¡Gracias por la idea!

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario!