NUESTRA EXPERIENCIA EDUCANDO Y APRENDIENDO EN FAMILIA

31 de octubre de 2016

Diccionario en internet para niños (y mayores)


En algunos ejercicios B tiene que buscar palabras en el diccionario. El que tenemos en casa es demasiado voluminoso para él y le cuesta manejarlo, además tiene la letra muy pequeña.
Pensé en la alternativa de un diccionario on line y nos pusimos a consultar el de la RAE, pero me di cuenta (esto también pasa en el de casa) que las definiciones muchas veces son difíciles de comprender para un niño (o un adulto incluso), se usa un lenguaje demasiado complicado y a veces habría que buscar también algunas palabras de la propia deficinición para poder entenderlo bien.

¿No tenéis la impresión de que en los diccionarios las cosas se podrían decir de una manera más sencilla para que todo el mundo lo pueda comprender?

Mi intención es buscar uno en papel más adecuado para él porque me parece importante que aprenda a buscar palabras y a utilizar un diccionario. Pero mientras tanto he encontrado uno por internet que me ha parecido bien. Si lo necesitáis, podéis consultarlo aquí.



29 de octubre de 2016

La tranquilidad de poder parar y asentar lo aprendido


Vamos siguiendo el libro de texto de matemáticas, que ya lo tenía comprado y por el precio que me costó estoy decidida a sacarle el máximo provecho.
Los contenidos transcurren uno detrás de otro: teoría, explicación de conceptos y ejercicios relacionados. Así vamos pasando de una cosa a la siguiente y avanzamos a un ritmo demasiado rápido.
Multiplicaciones por una cifra, por dos, por tres, sin llevada, con llevada... A este paso en pocas semanas B estará ya con las divisiones.

Es una tranquilidad y una libertad no tener ya fechas límite para aprender.
Esto nos permite parar y dejar que se asienten los conocimientos.
Y esto es lo que voy a hacer en las próximas semanas: no avanzar más y dedicarnos a todo lo que hemos visto en los últimos meses. Empezando desde las sumas y restas, empezando desde las horas y media y en punto, empezando desde el cuadrado y el triángulo...
Mucho juego simbólico (incluso actividades que recomiendan para niños más pequeños y que se pueden adaptar) y mucho manipular material.

Aprender no es una carrera para ver quién llega antes ni es pasar de un tema a otro a toda velocidad.
Es un gusto detenerse de vez en cuando e interiorizar de verdad todo lo trabajado.



27 de octubre de 2016

Caminos de colores en el hielo

Hace unos años ya hicimos este experimento, pero entonces sólo teníamos colorante amarillo. A pesar de usar sólo un color quedó bastante bonito.
Ahora hemos querido repetirlo con varios colores.

Hemos usado un trozo grande de hielo (congelando agua en un vaso de plástico), sal, colorantes alimentarios en gel y témperas.

Pusimos sal sobre el hielo y a continuación los colores encima.
Sobre los colores añadimos más sal para no tener que esperar tanto. 


La sal va derritiendo el hielo por los sitios en los que está, haciendo agujeritos que se extienden hacia dentro formando una especie de pequeños túneles o caminitos por los que van entrando los colores.
El verde comienza a abrirse paso...


Poco a poco, los otros colores también.


Pero vimos que eran los colorantes alimentarios los que estaban entrando, las témperas seguían tal cual las pusimos. Pensé que hubiera sido mejor disolverlas antes en un poco de agua.


Después de un rato, también las témperas empezaron a penetrar en el hielo. Aunque sus rastros eran más gruesos.


Los juegos con hielo suelen gustar mucho a los niños y este resulta toda una experiencia sensorial: temperaturas, colores y texturas.



25 de octubre de 2016

Nosotros no celebramos halloween

Porque es una fiesta de origen pagano vinculada a la adoración satánica.
Porque es la fiesta de la muerte, la brujería y los espíritus malignos.
Porque es macabra y sangrienta (da igual si la sangre es real o simulada).
Porque es oscura, fea e incita a la violencia.
Porque creemos en Allah (en Dios) y va en contra de nuestras creencias.
Porque no forma parte de nuestras tradiciones (ni por religión ni por país).
Porque no participamos de tradiciones ajenas inapropiadas.
Porque ya tenemos nuestras propias fiestas.
Porque nos gusta la vida, la luz, la alegría, la belleza y la bondad.




23 de octubre de 2016

Otras formas de usar las tarjetas de Paint and Learn

Las madres que preparamos material imprimible para las actividades de nuestros hijos sabemos la cantidad de tiempo y trabajo que se emplea a veces para ello.
Por eso se agradece cuando encuentras cosas ya preparadas, listas para imprimir.
Y cuantas más utilidades se le puede dar, mucho mejor porque así se puede aprovechar durante más tiempo.

Hoy quiero enseñaros las tarjetas de Paint & Learn (el nuevo proyecto de Isabelle).
El concepto es que los niños coloreen los diferentes ideogramas y que después se usen en forma de flashcards o se tengan visibles en lugares comunes del aula o la casa para ayudar a su memorización.

A mi hijo no le gusta demasiado colorear y yo no tengo mucho tiempo libre estos días, así es que espero que Isabelle me perdone por haberme tomado la libertad de imprimirlas en folios de colores en vez de pintarlas.


Como B ya tiene memorizadas las tablas, voy a dar otras ideas para usarlas y así sacar más beneficio todavía:

Una tabla completa ordenada de forma aleatoria le sirve como repaso antes de comenzar el juego de liberar a los diez monos.

Usadas junto con las regletas, comprobamos la propiedad conmutativa de la multiplicación.

Encima de la cama también se puede aprender

Seguimos con las regletas y buscamos productos con el mismo resultado. Se puede comparar de varias maneras.


Podemos continuar subiendo pisos en la torre de la izquierda (foto anterior) para obtener superficies iguales con otras regletas y pedir a los niños que busquen la tarjeta correspondiente. En el ejemplo de la foto faltaría buscar la tarjeta 2x6.

Como alternativa a escribir y para dar más variedad a las actividades (sobretodo para niños que aprenden haciendo y tocando), podemos resolver ejercicios como el de la siguiente foto.
En el libro de matemáticas nos dan varias situaciones y hay que averiguar las multiplicaciones que las representan. Mucho menos aburrido si en vez de escribir les dejamos elegir la tarjeta correcta.


Y además podemos inventar juegos de mesa con ellas.
Doblamos el resultado para que no se vea. Por turnos, cada jugador tiene que resolver la tarjeta que le toque, pero hay un tiempo límite. Si lo consigue, se queda con la tarjeta. Si no lo consigue, pasa el turno al siguiente jugador.
Gana el juego el niño (o adulto) que más tarjetas acumule.


¿Se os ocurren más ideas?



20 de octubre de 2016

Conocer tu país de origen cuando vives fuera

B es español, aunque la mayor parte del tiempo ha vivido fuera.
Pero mantenemos el contacto y viajamos allí siempre que podemos.

Él sabe localizar España en un mapa del mundo, sabe en qué continente está, cuál es su bandera, cuál es su capital y los países que hay alrededor.
Conoce en qué provincia nació y a qué comunidad autónoma pertenece. También conoce alguna comunidad más.
No sé si esto es mucho o poco.

Hemos empezado a hacer una especie de álbum o carpeta sobre geografía de España. Algo sencillo, con cosas básicas, para que sepa situar dónde están algunas cosas o lugares.
A partir de mapas mudos quiero que trabajemos las comunidades autónomas, ríos y sistemas montañosos principales, los picos más altos... cosas así, que se pueden ampliar sobre la marcha.
Buscar datos en internet o la enciclopedia, localizar en el mapa, nombrar, colorear... e ir archivando.

De momento hemos empezado con las comunidades autónomas a partir de un mapa donde va coloreando (hay muchos en internet) y unas fichas que le estoy haciendo con el nombre de la comunidad, capital y provincias.
Completamos con unas tarjetas que he encontrado en Creciendo con Montessori y que nos vienen muy bien para emparejar y relacionar información. He imprimido sólo las de las banderas y las comunidades autónomas (mapa y nombre).

Para quienes vivís fuera de vuestro país... ¿cómo enfocáis este tema con vuestros hijos?






19 de octubre de 2016

¿Lo ves o no lo ves?

¿Podéis distinguir estos objetos?


¿Y ahora?


La idea para esta actividad la he sacado de aquí.

Estos días estamos aprendiendo sobre los sentidos y, entre otras cosas, le estoy proponiendo a B experimentos relacionados con cada uno de ellos.
Para este, necesitamos solamente varios objetos de diferentes colores.

Le enseñé el cuenco con los objetos y a continuación dejé a oscuras la habitación en la que estábamos. No hay que dejarla completamente oscura (la segunda foto es una pequeña broma), sino lo suficiente para dejar de ver las cosas, pero que no sea una oscuridad total.

Entonces nos sentamos en la cama y le pregunté por qué pensaba él que cuando no hay luz no vemos. No es ninguna tontería preguntar esto, es esencial saberlo y además me gusta escuchar los razonamientos de los niños.
Después seguimos hablando sobre lo que había aprendido acerca de la visión los días anteriores.
La intención de esta charla no sólo era repasar conocimientos, sino también dejar pasar el tiempo para ver qué iba pasando con los objetos del cuenco.

Después de algunos minutos, le pregunté si ahora podía ver algo. Y resulta que las cosas de color blanco ya se podían distinguir un poco.

Varios minutos más tarde ya distinguía todos los objetos, aunque sólo podía decir con seguridad los colores más claros.

Es un proceso muy interesante: ver los cambios en la visión según pasa el tiempo, cómo el ojo va adaptándose a la oscuridad, por qué podemos distinguir unos colores y otros no...
Según cada niño, las explicaciones pueden ser más o menos complicadas. Lo importante es observar y también preguntarles lo que ellos creen que está ocurriendo.



18 de octubre de 2016

Multiplicar en la tablet


De vez en cuando voy descargando en la tablet aplicaciónes educativas sobre temas variados que estemos tocando en cada momento.
Desde aquí iré compartiendo las que más nos gustan.

10 monkeys multiplicación es un juego para repasar las tablas de multiplicar.
El objetivo es liberar los diez monos, uno por uno, consiguiendo los puntos que te piden para ello. Y los puntos los consigues dando la respuesta correcta.
Pero hay un tiempo límite, unas vidas (que cuando las gastas hay que empezar de nuevo) y las multiplicaciones salen de forma salteada.

Al principio B se frustraba porque él ha memorizado las tablas en orden (2x1, 2x2, 2x3...) y al pedirle una al azar tenía que comenzar a recitar mentalmente desde el 1 y, claro, se le acababa el tiempo.
Pero el hecho de intentarlo varias veces le está ayudando a retener muy bien y, aunque todavía no ha liberado los 10 monos (lleva 5), la podemos recomendar ya.



17 de octubre de 2016

Cuerpos geométricos con plastilina y palillos



Es una actividad que he visto en otros espacios, pero nunca la habíamos hecho.
Se trata de montar diferentes cuerpos geométricos usando plastilina y palillos. 
Junto con este material, le he dejado a B un libro con varios modelos de prismas y pirámides para que intentase reproducirlos.

Es una actividad en la que se trabaja la motricidad fina, la concentración y la visión espacial.
Además de permitir entender mejor las caras, vértices y ángulos de cada cuerpo. Porque sobre papel siempre hay partes que quedan ocultas y hay que imaginarlas.

Me guardo el material con la idea de proponerle más adelante alguna actividad más creativa, tipo "construye lo que quieras".





13 de octubre de 2016

Pregúntale a una golondrina


Si quieres saber más detalles sobre el camino que lleva a Egipto, deberías preguntárselo a una golondrina.
Breve historia del mundo (Ernst H. Gombrich)

Eso fue lo que leímos al comienzo del capítulo sobre Egipto.

¿Y por qué preguntarle a una golondrina?
Buena pregunta para empezar a investigar.
A partir de la lectura sobre el antiguo Egipto nos metimos en un aprendizaje que parecía que poco tenía que ver con la historia. ¿O sí?
Es genial cuando unas cosas empiezan a conectar con otras, cuando comienzas en un punto y van surgiendo intereses que te llevan por otros caminos.
Cuando ocurre eso, mejor no pararlo.

Miramos juntos este vídeo y de paso aprendimos que la golondrina común fue elegida ave del año en 2014.
Escuchamos su canto en esta página (buscad en la columna izquierda, donde aparece el dibujo de una nota musical), descubrimos más datos sobre ella aquí y leímos el cuento ¡Qué hermosas golondrinas! (dentro de la colección de Tom y Lila, que se pueden descargar gratis) que nos sirvió para conocer los peligros de supervivencia a los que se enfrentan.

Ya sabemos mucho más sobre ellas. Y además, hablando, surgieron preguntas muy interesantes: ¿qué pasa si se cansan en un viaje tan largo? ¿cómo saben qué camino tienen que seguir?...

Esta es la forma en que me gustaría enfocar la historia este año.
Seguiremos con el libro de Gombrich, usándolo como lectura en voz alta, y profundizando en todo aquello que nos llame la atención. Muchas veces, como esta de las golondrinas, no serán actividades escritas. No siempre hay que escribir.



12 de octubre de 2016

Más para aprender inglés


Paseando por el blog Aprendemos junto al mar he encontrado dos nuevos recursos para completar el aprendizaje del inglés.

En Kiz Club Printables for Kids tenemos muchos imprimibles con temas muy variados. Podemos buscar algo relacionado con contenidos que estemos trabajando en ese momento en otras materias, por ejemplo. O cualquier cosa que nos guste.
El otro día lo usamos junto con el traductor de google, pero no para traducir, sino para escuchar la pronunciación. Así practicamos y nos aseguramos de que estamos pronunciando bien.

Storynory es una página para escuchar historias, así acostumbramos el oído.
Junto con el cuento tenemos el texto escrito, por lo que podemos ir leyendo al mismo tiempo. O leer después y comprobar con el audio si estamos pronunciando bien.

Ya tenemos bastante variedad de actividades para el inglés en casa.
B sigue con sus clases particulares, pero cada día hacemos un poco también por nuestra cuenta y vamos alternando para que no sea siempre lo mismo.
Tenemos vídeos (sobretodo National Geographic Kids), estas dos páginas, la web de MacMillan (la editorial de sus libros de texto) y las aplicaciones de la tablet.

Más adelante podemos incorporar cosas nuevas, de momento con estas estamos servidos.



8 de octubre de 2016

Sus pasiones y sus aprendizajes


Supongo que como todos los niños, mi hijo tiene temporadas en las que algún tema capta completamente su interés.
En su caso esto ocurre de una forma muy intensa.

Casi se podría decir que se vuelve un "experto" en el tema.
Busca en internet fotos y vídeos con tutoriales sobre cosas sorprendentes relacionadas con la cuestión que sea.
Analiza sus búsquedas al detalle, fijándose en cosas que me sorprende que pueda haber visto.
Sí, el mismo niño distraído...
A veces coge su cuaderno y copia frases o dibuja cosas que le llaman la atención. Otras veces simplemente retiene en su cabeza, memoriza, saca conclusiones...

Nunca he intentado parar eso.
Me emociona ver su entusiasmo por aprender.
No sé si sus temas serán muy comunes, pero para él se vuelven de lo más importante.

Una de sus pasiones (que continúa hoy, aunque de una forma mucho más relajada) fue el billar.
Se dedicó a ver vídeos de trucos y jugadas "imposibles", a conocer diferentes formas de jugar, incluso a buscar información sobre la fabricación y venta de mesas, bolas y demás accesorios.
Todo esto lo buscaba él solo y retenía información de una manera increíble.
Fue feliz cuando consiguió que le comprásemos su mini pool (una mesa de billar pequeña que ponemos sobre la mesa de centro del salón). Entonces se puso a recrear escenas que había visto en los vídeos y la imitación era perfecta, sin tenerlo a la vista, cada cosa y cada jugada estaba reproducida al milímetro.
Comenzó a intentar trucos, a calcular ángulos y trayectorias y a mejorar mucho sus tiradas.

Otra de sus pasiones han sido los móviles, tablets, etc.
Ha visto tutoriales de todo tipo, incluso de programación o soluciones de problemas técnicos (básicamente en castellano, pero si se terciaba se los veía en inglés o en el idioma que fuera).
Llegó a conocer marcas, modelos y las diferencias entre ellos. Diferencias de prestaciones, de servicios e incluso de cosas tan insignificantes como que tal cosa aparece de un color en un modelo y del mismo color pero otro tono, en otro modelo.
Nos enseñó cosas de nuestros móviles que ni sabíamos que existían.
Cuando estaba todavía muy interesado en ese tema, cayó en la cuenta de que cambiando el idioma de su tablet podía aprender cómo se decía cada servicio, aplicación, herramienta, etc. en montones de idiomas diferentes.
Así pasó días con el polaco, el portugués... no sé si llegó a pasar por todos. De aquí viene lo del italiano que comenté en esta entrada.

Ahora está empezando a interesarse por las marcas de coches. Aunque en los días que pasamos en España vio bastante tele y, que nadie me pregunte por qué, los anuncios de las compañías de seguros le están haciendo la competencia a eso de los coches.

Normalmente no me gusta contar cosas muy privadas sobre él, pero realmente me encanta ver sus ansias de aprender cuando algo le interesa de verdad.
Y, por otro lado, me he dado cuenta de la importancia de dejar y apoyar a los niños con sus propios intereses, por raros o absurdos que le parezcan a alguien, porque los aprendizajes pueden ser muchísimos.